28 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Landaluce amplifica una frase de Javier Bardem que pone la puntilla a Montero

Irene Montero, a debate por su entrevista en Diez Minutos.

Irene Montero, a debate por su entrevista en Diez Minutos.

La irreverente periodista destapa la última "provocación" del "par gubernamental" formado por el vicepresidente y la ministra y lanza un consejo al respetable que deja poco a la imaginación.

Después de varios días de revuelo en torno a la entrevista de Irene Montero en Diez Minutos, este miércoles la siempre irreverente y políticamente incorrecta Emilia Landaluce recoge el asunto en su columna de El Mundo asegurando que "pese a toda la ponzoña, España no está dividida entre Jennis y Cayetanas, ni entre monárquicos y republicanos. Ni siquiera entre juancarlistas (partidarios del Rey Padre) y juancartontas (los seguidores de Monedero en plural podemista)..." porque los ciudadanos lo que quieren "es seguir viviendo y a ser posible, cuando se pueda, sin mascarilla".

En este sentido le "sorprende" la "escandalera" que se ha montado la entrevista de Montero ya que, a su juicio, solo aporta dos datos de interés a Rosa Villacastín: "la foto de la niña Irene con los cerdos y cuando dice que el matrimonio Iglesias-Montero prefiere cenar en casa en lugar de salir porque Pablo "es tan conocido".

En cuanto al detalle con el que se cebaron las redes sociales (el reloj de la ministra de Igualdad que algunos han identificado como un rólex aunque finalmente parece que es un Swatch) echa mano de grandes dosis de ironía para señalar que "en las fotos digamos de no confianza, Irene muestra su muñeca desnuda. Rólex o rójez hay que considerar que de haber incurrido en compra tan de la casta, los chauchesco quizás deberían haber considerado consultar a sus bases".

Porque para una guasona Landaluce, "el rólex es un símbolo de triunfo social" como diría el Javier Bardem de Bigas Luna en Huevos de oro: quiero dos rólex de oro porque tengo dos huevos". Vamos, que "si hubiera llevado uno, Irene hubiera podido reivindicarlo como un triunfo feminista de la lucha contra el hereropatriarcado".

En cuanto a su irrupción en la prensa rosa, entiende que "nada tiene de nuevo" ya que "la prensa llamada del corazón es la primera en llegar a los ídem así que la estrategia está tan pensada como lo de acusar a los manifestantes de Galapagar de acosar a los hijos pequeños de Irene y Pablo. Cualquier escrache, acoso o señalamiento solo incita los bajos instintos".

Es por ello que aconseja al respetable a no caer en la "provocación del par gubernamental": "Déjenles que tengan rólex, chaletes, salus y coches con chófer. Ellos ya saben que no pueden salir a cenar a ningún sitio porque todos conocen a Pablo. Incluso los suyos". 

Comenta esta noticia
Update CMP