26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Justicia acorrala a Simón: se sospecha ya cómo ayudó a extender el contagio

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón

Una investigación de la Guardia Civil destapa que permitió la manifestación feminista pero suspendió un congreso religioso por el riesgo de propagación del virus.

Fernando Simón está acorralado. La investigación llevada a cabo por el Juzgado de Intrucción 51 de Madrid señala directamente al epidemiólogo como responsable de permitir las manifestaciones del 8-M y otras concentraciones en medio de la pandemia.

De hecho, según explica El Confidencial, la Guardia Civil apunta que el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias disponía de los datos suficientes para suspender tanto la manifestación feminista, como el congreso de Vox o incluso los partidos de fútbol que se celebraban ese fin de semana en la capital, y pese al riesgo existente, no lo hizo.

Sin embargo, Simón sí que abogó por la cancelación de un congreso evangélico que se pretendía celebrar entre el 19 y el 21 de marzo. De hecho, el 5 de marzo se reunió con las autoridades religiosas, junto al ministro Salvador Illa, para estudiar la posible aparición de un brote en una de las iglesias y fue entonces cuando les convenció de su suspensión para evitar la expansión de la pandemia.

 De hecho, ya el 6 de marzo, y dos días antes de las manifestaciones del 8M, se volvió a producir una reunión en el Ministerio y allí Simón insistió, aportando los datos de la expansión del virus en cancelar el evento, tal y como lo ha acreditado Juan Carlos Escobar, pastor evangélico y máximo responsable del congreso.

Además, la investigación señala al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, que podría haber cometido un delito de prevaricación, precisamente por haber dado la autorización pertinente para los eventos, a pesar de las alertas existentes por parte de la Comunidad de Madrid y otras autoridades sanitarias mundiales.

Y es que, pese a que desde la Delegación de Gobierno se ha alegado que no recibió ninguna alerta hasta después de la declaración del estado de alarma, sí que prohibió una protesta convocada por los sindicatos de Amazon el viernes 13 de marzo en San Fernando de Henares y otra de la Asociación para Personas Aptas sin Ayudas al Alquiler, organizada para el 12 de marzo.

Al parecer, ambas fueron desconvocadas por los organizadores tras una llamada de la Delegación de Gobierno informando del riesgo sanitario, que ahora asegura que no conoció la existencia de las alertas de la Comunidad de Madrid hasta el 9 de marzo.

Comenta esta noticia