29 de octubre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El drama golpea a Jesulín y Campanario, obligados a salir de su discreto retiro

Jesulín y María José arroparon a la tía del torero, Laly Bazán en su momento más duro.

Jesulín y María José arroparon a la tía del torero, Laly Bazán en su momento más duro.

Hace ya muchos años que defienden una vida lo más discreta posible y alejada de los focos de la televisión pero esto se ha multiplicado por mil en la pandemia. Hasta ahora. Motivos de fuerza

Han pasado muchos meses sin ver a María José Campanario y Jesulín de Ubrique. El matrimonio, consciente de que la odontóloga es paciente de riesgo, se confinó totalmente al inicio de la pandemia por coronavirus y fueron contadas las ocasiones en las que abandonaron su chalet de Arcos de la Frontera.

Sin embargo, estar aislados no significa no acaparar titulares. Y es que María José dio mucho que hablar al inicio del confinamiento debido a unos vídeos compartidos por ella misma en su cuenta de Facebook en los que, con mucho sentido del humor, hablaba acerca de un juguete erótico muy popular. Una vez aclarado que se trataba sólo de una broma, el matrimonio volvió al discreto segundo plano en el que intentan mantenerse siempre y especialmente ahora.

Ahora, tres meses después y una vez recuperada la normalidad post Covid-19, Jesús Janeiro y María José Campanario han reaparecido en público. Ha sido en el tanatorio de Pedro, hijo de Laly Bazán y primo del torero de Ubrique, que falleció repentinamente asestando un duro golpe sentimental a todo el Clan Janeiro Bazán.

El matrimonio ha querido mostrar así su apoyo a su tita Laly, con quien mantienen una buena relación pese a las numerosas entrevistas que en el pasado la hermana de Carmen Bazán dio en televisión criticándoles duramente.

En el tanatorio se pudo ver, además, a Humberto Janeiro Jr, que recientemente se ha separado de María del Pino, con quien tiene tres hijos.

Comenta esta noticia