23 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

PP y Ciudadanos exigen al PSOE que expulse a su responsable de ética en Madrid

El regidor complutense está procesado por prevaricación y los ‘populares’ recuerdan que el propio código ético del partido establece la dimisión para estos casos.

PP y Ciudadanos piden al PSOE que obligue a dimitir al presidente de la Comisión de Ética del socialismo madrileño y alcalde de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez Palacios, procesado por prevaricación. Los ‘populares’ recuerdan, además, que así lo recoge el propio código ético del PSOE para estos casos.

Según adelantaba Abc, la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Alcalá de Henares señala que existen "indicios racionales, objetivos y fundados de infracción criminal" en el comportamiento del alcalde, por la convocatoria de un pleno sin respetar los derechos de la oposición recogidos en la Constitución.

Cometía así un posible delito de prevaricación, uno de los más graves para un servidor público, como ha subrayado el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, Víctor Chacón:“Hablar de prevaricación es hablar del primero de los delitos del Código Penal sobre corrupción; es saltarse la ley para su propio beneficio; y hablar de un delito contra los derechos cívicos es hablar de caciques que no respetan la esencia de la democracia".


Por su parte, el líder regional de Ciudadanos, Ignacio Aguado, ha señalado que "si dependiera de Ciudadanos el alcalde de Alcalá ya estaría fuera. Los alcalaínos no merecen tener un alcalde procesado por prevaricación. ¿A qué espera el Sr. Sánchez para pedir su dimisión?".

Se da la circunstancia de que Rodríguez Palacios acumula otras imputaciones y escándalos, hasta el punto de que la mitad de su Gobierno (un tripartito con Podemos e IU que pilota otro 'Ayuntamiento del cambio' pese a que el PSOE perdió las elecciones con el peor resultado de su historia) está siendo investigado por distintos juzgados, con la calificación ya formal de imputados por enchufar a militantes en el Ayuntamiento complutense con cargo al erario público, por ejemplo.

La inminente apertura de juicio oral coloca al responsable madrileño de ética en una situación insostenible y mide los compromisos del propio PSOE en transparencia y regeneración. Y es que, como ha recordado el PP, el articulo 5.2 del Código Ético de los socialistas es inapelable:"Cualquier cargo público u orgánico del PSOE al que se le abra juicio oral por un procedimiento penal dimitirá de su cargo en el mismo momento en el que se le dé traslado del auto de apertura del mismo y solicitará la baja voluntaria", señala. En caso contrario, será suspendido cautelarmente de militancia y, en su caso, expulsado del partido.

 

Comenta esta noticia
Update CMP