25 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La "jefa" de las residencias hunde a Pablo Iglesias: "No tiene vergüenza"

Pilar Ramos en El Cascabel de Trece

Pilar Ramos en El Cascabel de Trece

Pilar Ramos ha relatado en El Cascabel el drama vivido en los centros de mayores y ha destacado cómo durante la pandemia el vicepresidente se olvidó de ellos por completo.

"Una vergüenza". Así ha calificado Pilar Ramos, vicepresidenta del Círculo Empresarial de Atención a Personas, el trato recibido por los profesionales del sector por parte del vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias. La responsable de este organismo, que representa a las empresas que gestionan más de 200.000 plazas residenciales lo ha dicho alto y claro: "Estamos muy defraudados".

De hecho, ha señalado en El Cascabel, de Trece, que en un principio estaban satisfechos de que se hubiera creado una vicepresidencia que gestionase todo lo relacionado con la dependencia. "Era una buena noticia", ha dicho, pero a la hora de la verdad, "ha sido una vergüenza que ni siquiera se haya acercado".  Además, ha dicho que no sirve como excusa "que haya un estado de alarma, porque hay un estado de alarma para todos y nosotros hemos estado allí metidos".

 Por ello, se ha mostrado tremendamente indignada porque "ahora hable de lo que ha pasado, cuando ha sido el gran olvidado y no ha tenido ninguna palabra, ya no de apoyo, si no para conocer el sector de los mayores. Que al menos, cuando hable, sepa qué es una residencia de mayores. Eso es una pena", ha reprochado Ramos.

Por otra parte, ha explicado que "la incidencia del virus ha sido menor en los centros, pero eso sí, en la residencia en la que ha entrado, lo ha hecho con contundencia. Lo tenemos todos claro. Pero no ha entrado en todas las residencias, estamos hablando de que ha sido en un 18% ".

Además, ha desvelado un dato de los más clarificador, ya que precisamente en las escenas más duras se han vivido en "los centros en los que el virus llegó en febrero, cuando aún no había medidas de contención y los centros estaban abiertos y se permitían visitas. Cuando ha llegado más tarde, ha sido mucho más controlable, pero cuando llegó en febrero, ya no había manera de controlarlo, ha campado a sus anchas", ha concluido.

 

Comenta esta noticia
Update CMP