26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Garzón planea la voladura total de IU y su rendición definitiva a Iglesias

Iglesias y Garzón, en la foto del "pacto de los botellines". ¿Hacia la rendición de IU?

Iglesias y Garzón, en la foto del "pacto de los botellines". ¿Hacia la rendición de IU?

El líder del PCE, Enrique Santiago, aboga por la voladura de la coalición y por la convergencia con el partido de Pablo Iglesias y las "mieles" del poder.

Mientras PP, Ciudadanos y Vox siguen ahondando la brecha en el centroderecha español, la izquierda se afana en la tarea de simplificar el escenario, una vez que Podemos se ha convertido en el referente incuestionable de la izquierda a la izquierda del PSOE. Y los dirigentes de Izquierda Unida y del Partido Comunista que han encontrado acomodo y sueldo público gracias a Pablo Iglesias y los morados han decidido mover ficha.

Así, el PCE va a defender la necesidad de "superar" Izquierda Unida en su próxima asamblea federal, prevista en enero, y lograr un proceso de convergencia que amplié la actual Unidas Podemos, que no debe limitarse a una "alianza electoral". La voladura controlada del partido de Alberto Garzón y la rendición definitiva al partido de Iglesias. Algo que, por cierto, llevan advirtendo los críticos de Garzón purgados en los últimos dos años.

Para ello, la formación que dirige el diputado Enrique Santiago, portavoz adjunto de Unidas Podemos, es concretar ese nuevo sujeto político con un "mínimo de cohesión territorial que permita trascender el proyecto de unidad electoral que es Unidas Podemos".

 

 

"La necesidad de superación de la actual IU, ya que los problemas y límites que se detectaron en los anteriores procesos asamblearios y congresuales siguen vigentes, no ha quedado obsoleta. Sin embargo, hay que dar una solución a Izquierda Unida que no pasa por disolverla sino por tratar de superar su modo actual de funcionamiento de manera que las condiciones de esa superación sean también las de la posibilidad de una convergencia más amplia", razona el documento.

 

Alberto Garzón y el líder del PCE, Enrique Santiago.

 

Para avanzar en ese objetivo, el número dos de Garzón ve necesario "continuar desmontando la IU conformada en la práctica como partido político" y desarrollar elementos "característicos de un nuevo movimiento político social", donde puedan convivir "partidos, gentes independientes, colectivos sociales y sindicales, que tengan un programa común que será el nexo de unión y compromiso". 

Comenta esta noticia