14 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los barones del PP renuncian a hablar de política y de Ciudadanos ante Rajoy

La fotografía de familia antes del inicio de la reunión.

La fotografía de familia antes del inicio de la reunión.

"No veníamos a hablar de nosotros", resumió a la salida Martínez Maillo. Durante la reunión de más de tres horas en Génova 13 se habló de números y de financiación, pero no de elecciones.

No habrá quita de la deuda a Cataluña, como en alguna ocasión ha sugerido algún socialista. Ésa fue la promesa con la que este lunes salieron de Génova 13 los presidentes regionales del PP, verbalizada dentro por Cristóbal Montoro y fuera por Fernando Martínez Maillo: "Las deudas hay que pagarlas". 

Mariano Rajoy sentó a la mesa durante más de tres horas a sus barones, a la cúpula del partido -encabezada por María Dolores de Cospedal-, a Soraya Sáenz de Santamaría y al ministro de Hacienda para hablar, sobre todo, de números.

El debate sobre las encuestas, la subida de Ciudadanos y los futuribles cambios que el presidente debería hacer en su Gobierno quedó totalmente sepultado. Nadie habló al respecto. 

Lo explicó así el coordinador general, Fernando Martínez Maillo, a la salida: "Esta reunión no era para hablar de nada más que España y los españoles. No era una reunión para hablar de nosotros mismos". 

Sí se habló, y mucho, de la reforma del modelo de financiación (el actual data de 2009), una cuadratura del círculo que trae de cabeza a Montoro.

El PP quiere tener una posición única al respecto, una sola voz, y por eso los presentes acordaron elaborar un documento que recoja las líneas maestras del modelo que defenderán todos los barones del partido (cosa harto complicada). 

No obstante el PP no se ha marcado fecha de entrega ni tampoco ha definido un grupo de trabajo que avance en esa dirección. Y a día de hoy los presidentes regionales del partido no se ponen de acuerdo ni siquiera en qué criterio debe primar en el reparto. Por ejemplo, la población. 

El otro acuerdo que salió de la sede del PP este lunes fue recuperar una vieja reforma electoral por la que los populares ya apostaron la legislatura pasada: la de que gobierne la lista más votada en los ayuntamientos y también en las comunidades. 

Al margen de eso, de política poco. "Lamento defraudar las expectativas", ironizó Martínez Maillo

Comenta esta noticia
Update CMP