14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Zarzalejos revela cómo Iván Redondo vive sus peores momentos con Pedro Sánchez

Pedro Sánchez e Iván Redondo

Pedro Sánchez e Iván Redondo

¿Se ha quemado el todopoderoso mago del marketing en la crisis del coronavirus? Según este articulista, el deterioro de su relación con Sánchez ya ha comenzado por esta razón.

¿Está tocado el todopoderoso Iván Redondo por su gestión política y mediática de la crisis del coronavirus? La respuesta es que sí. Y mucho. Al menos así lo sostiene el periodista José Antonio Zarzalejos, que pasa por estar bien informado de la letra pequeña de la actualidad, lo que pasa entre bambalinas y explica, a menudo, lo que acaba viendo la opinión pública.

Su relato se contextualiza en el abandono al PSOE de sus socios de investidura, los partidos independentistas, en el momento más delicado, con el Estado de Alarma pendiendo de un hilo y la crisis sanitaria y económica arreciando en todo su esplendor. ¿Fue altanería de Sánchez o un fallo en cadena?

El articulista de El Periódico de Cataluña lo tiene claro:  "Un error suyo y de sus colaboradores inmediatos en Moncloa. Por eso hubo vértigo y Redondo y los demás hombres del presidente están ahora sometidos a una severa opinión sobre su competencia política y sobre su capacidad de previsión".

 

Es el primer toque serio a quien, hasta ahora, era percibido como un mago del marketing político y autor de las estrategia de supervivencia y promoción del ahora presidente. Y puede tener muy hondas consecuencias en Moncloa.

"El Gobierno tiene un problema. La vinculación con los socios de la investidura no es compatible con la geometría variable en el Parlamento ni con el trato que les dispensa Sánchez. Se lo han podido decir más alto, pero no más claro. Y, a la vuelta de la esquina, los Presupuestos", asegura Zarzalejos.

Problemas con Calvo e Iglesias

Que también da detalles sobre cómo son las relaciones del Director de Gabinete plenipotenciario, con competencias incluso en la Seguridad Nacional, y dos pesos pesados del Gobierno y de la política española en general. Lo hace tras adjudicarle el pacto con Ciudadanos, clave en la prórroga:

"El apoyo de Arrimadas a la prórroga resultó más sencillo. La nueva líder de Ciudadanos, estimulada por el ninguneo de Albert Rivera y por la necesidad de marcar territorio con su nuevo liderazgo, facilitó el acuerdo cuya gestión se atribuye a Redondo y Bolaños, poco apreciado el primero por los de Junqueras y observado a distancia con reticencia tanto por Pablo Iglesias como por Carmen Calvo", termina.

Comenta esta noticia