25 de mayo de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Se filtran las cinco cláusulas del increíble pacto secreto de Pantoja y Mediaset

Pantoja se ha blindado bien antes de ir a Honduras.

Pantoja se ha blindado bien antes de ir a Honduras.

La tonadillera se cubrió bien las espaldas antes de embarcarse en la aventura de Honduras. Los dos millones de euros de su caché son solo el principio. Hay más condiciones.

Lecturas destripa este miércoles el pacto secreto al que Isabel Pantoja ha llegado con Mediaset para convertirse en una de las concursantes de Supervivientes. 

Los dos millones de euros de su caché han sido solo la parte económica, puesto que la tonadillera ha exigido otras condiciones. 

En primer lugar, y según la revista, Pantoja ha impuesto la ley del silencio en torno a su paso por la cárcel en 2014, en cumplimiento de una pena de dos años de prisión por blanqueo de capitales. No ha dicho nada nunca de ello y ahora tampoco lo hará. 

En segundo lugar, no quiere ni oír hablar de sus amistades con Encarna Sánchez y María del Monte, y mucho menos que nadie haga cualquier comentario sobre su orientación sexual. Además, la viuda de Paquirri tampoco hablará ni permitirá que hablen de Julián Muñoz, su ex.

En tercer lugar, si abandona la isla no será penalizada, al contrario que ocurriría con cualquier otro concursante. Pantoja acordó esta cláusula por el delicado estado de salud de su madre. 

La cuarta cláusula tiene que ver con su ejército de defensores: se ha asegurado de que además de sus hijos, Isa y Kiko, estarán en el plató defendiéndola Luis Rollán, Irene Rosales, Raquel Bollo, Cristina Tárrega y su sobrina Anabel Pantoja.

Y por último y más mundano, aunque no menos importante, Pantoja podrá teñirse el pelo una vez al mes.

Comenta esta noticia
Update CMP