25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tabarnia elige a su presidente en el exilio y pone histérico al independentismo

Albert Boadella, nuevo presidente "virtual" de Tabarnia.

Albert Boadella, nuevo presidente "virtual" de Tabarnia.

Albert Boadella asume este martes el cargo por plasma desde Madrid. Y sus promotores van a adelantar el calendario de sus actividades para hacer frente al "lío" sin fin de Puigdemont.

Una vez conquistados los medios de comunicación nacionales e internacionales, Tabarnia sigue su andadura sin prisa pero sin pausa.

Y justo en la víspera de la constitución de la mesa del nuevo Parlament salido de las urnas el 21-D, el pistoletazo de salida de la nueva legislatura en Cataluña, la que aspira a convertirse en la décimo octava comunidad autónoma española se dispone a contraatacar al independentismo con otra parodia que va a desmontar y ridiculizar los líos más recientes del independentismo.

Mientras los secesionistas siguen enredados entorno a la investidura, o no, telemática de Carles Puigdemont, la veintena de comarcas que integran las provincias de Barcelona y Tarragona tendrán este mismo martes ya a su presidente y máxima autoridad institucional. Como no podría ser de otra forma, el primer ministro de Tabarnia asumirá su cargo vía plasma y desde el exilio.

Todo transcurrirá al mediodía de este martes. En la sede del Colegio de Periodistas de Cataluña, en Barcelona, los promotores de Tabarnia, el azote más original, efectivo y aplaudido del independentismo.

Y en Madrid, el dramaturgo, fundador de Els Joglars y activista de la plataforma Libres e Iguales, Albert Boadella, látigo de las corrupciones del régimen pujolista y uno de los referentes del constitucionalismo represaliado por la Generalitat. Por eso, desde su exilio en la capital, Boadella pronunciará el discurso de aceptación de su nuevo cargo: la Presidencia de Tabarnia

Durante el acto se informará además de los próximos pasos de la plataforma. Pura parodia de lo que pretende llevar a cabo el expresidente regional con su investidura telemática o por persona interpuesta y bochorno también del exilio del fugado Puigdemont en Bélgica. De momento, Tabarnia tiene ya escudo y bandera.

Comenta esta noticia
Update CMP