08 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El giro radical de la diputada Ana Oramas: de vetar a Podemos a hacerle la ola

La diputada de Coalición Canaria Ana Oramas.

La diputada de Coalición Canaria Ana Oramas.

La veterana parlamentaria de Coalición Canaria afirmó que jamás de los jamases apoyaría un Gobierno de coalición y va camino de de tragarse sus palabras: su partido ha bendecido el acuerdo.

Ana Oramas va camino de convertirse en otra de las grandes víctimas de la cruel hemeroteca una vez consumado el acuerdo de gobierno entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Siempre después de la principal víctima, el propio presidente, que llegó a decir que no dormiría tranquilo con los morados en el Consejo de Ministros.

La veterana diputada de Coalición Canaria lleva meses avisando de que jamás de los jamases apoyaría un Ejecutivo de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos y todo apunta a que va a tener que tragarse sus palabras. 

Su partido, CC, concurrió esta vez a las elecciones de la mano de Nueva Canarias y no en solitario como en abril, y sumaron dos diputados: la propia Oramas y Pedro Quevedo. Los presidentes de ambas formaciones, José Miguel Barragán y Román Rodríguez, dieron este jueves una rueda de prensa en las islas y adelantaron que no van a bloquear el acuerdo entre Sánchez e Iglesias. 

Eso sí, siempre y cuando se cumpla con el Régimen Económico y Fiscal de Canarias, el Estatuto de Autonomía y las leyes de presupuestos. Aparte de que solicitarán la modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria.

La bendición de los nacionalistas canarios deja a los pies de los caballos a Oramas, que siempre ha presumido de ser una política seria y de palabra. Durante la rueda de prensa al presidente de Coalición Canarias le preguntaron si teme que la diputada se rebele e incumpla la disciplina de voto, pero Barragán descartó por completo esa posibilidad: Oramas tendrá que tragar. 

En cualquier caso, el papelón para ella es grande. Y la hemeroteca, despiadada. En junio, cuando por primera vez el PSOE y Unidas Podemos empezaron a explorar la posibilidad de un acuerdo, afirmó textualmente: "No vamos a apoyar ni un gobierno de coalición con Podemos, ni un gobierno programático con Podemos, ni un gobierno de cooperación internacional o de cooperación al desarrollo con Podemos o de cooperación social o de lo que quieran decirle". Era una línea roja. 

Es más. A título personal, Oramas siempre ha sido muy dura con Iglesias, al que en el Congreso ha dedicado intervenciones tan recordadas como ésta: "Yo sé que a usted no le gustan las mujeres no sumisas".

 

Entretanto, los socialistas han acelerado las negociaciones con el resto de partidos que necesitan para la investidura en segunda vuelta, con más síes que noes. El escaño que finalmente ha perdido el PNV en Vizcaya en favor del PP complica un poco más el ya de por sí endiablado puzle de Sánchez. 

La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, se reunió este miércoles con el PNV y Más País, este jueves tiene en la agenda a ERC y Teruel Existe y el viernes al Partido Regionalista Cántabro

Comenta esta noticia
Update CMP