25 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Naturgy mantiene sus compromisos pese a ganar un 45% menos

El impacto del Covid-19 y un escenario energético complejo a nivel internacional han dejado las ganancias de la energética que preside Reynés en 490 millones de euros en lo que va de año.

El Covid-19 continuó impactando en los resultados del tercer trimestre de la energética que, si bien registró una leve recuperación de la demanda de energía en todas las geografías, se ha visto afectada por el nuevo marco regulatorio y la menor remuneración en distribución eléctrica en España.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) del grupo presidido por Francisco Reynés a finales de septiembre se situó en los 2.774 millones de euros, un 16,6% menos. Excluyendo los elementos no recurrentes, el beneficio neto ordinario de Naturgy ascendió a 696 millones de euros, un 31% menos, mientras que su Ebitda ordinario alcanzó los 3.002 millones de euros a cierre del primer semestre, un 12% menos, impactado por las condiciones de mercado y la evolución negativa de los tipos de cambio en Latinoamérica (-151 millones).

Las inversiones de Naturgy en el periodo ascendieron a 827 millones de euros, principalmente destinados a proyectos de energías renovables, lo que supone una caída del 26,2% respecto al año anterior, debido, principalmente, a las menores inversiones de crecimiento en las redes de gas en España como resultado de los meses de confinamiento y a la ralentización temporal de los desarrollos renovables también en España.

A este respecto, la compañía confirmó que continuará con sus planes de inversión en renovables y mantenimiento de redes previstas para el ejercicio, pese a las restricciones de la crisis. Para ello está inmersa en una renegociación de los contratos de aprovisionamiento de gas con sus proveedores para reducir su perfil de riesgo y aumentar su flexibilidad.

Naturgy ultima una relación de proyectos estratégicos clave con los que quiere contribuir a liderar la recuperación económica. Todos ellos estarán enfocados, entre otros, en renovables, nuevos usos de la energía y digitalización e innovación con el objetivo de acelerar la transición energética.

La compañía ha continuado en el periodo comprometida con su política de retribución al accionista y ha completado el pago en efectivo de su primer dividendo a cuenta para 2020 por un importe de 0,31 euros por acción y ha anunciado el pago de su segundo dividendo a cuenta (0,50 euros por acción) para el próximo día 11 de noviembre.

Reynés, ha incidido en la necesaria “implicación del sector privado, y el energético especialmente, ante la crisis provocada por la pandemia para contribuir a recuperar la senda del crecimiento y construir un nuevo entorno post Covid que nos permita adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes y velar por avanzar en una transición energética justa y equilibrada para todos”.

Comenta esta noticia
Update CMP