23 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Illa presenta un nuevo plan tras el caos autonómico en la gestión del virus

El ministro de Sanidad, Salvador Illa

El ministro de Sanidad, Salvador Illa

El ministro augura "semanas duras" y después de los ruegos de los dirigentes autonómicos, por fin, Sanidad ha preparado un documento con criterios comunes para todos los territorios.

Con los casos disparados y ante la falta de una normativa común que permita a las comunidades autónomas hacer frente a la pandemia con garantías, el ministro de Sanidad, por fin, ha preparado un plan común para poder atajar una segunda ola de contagios que está en aumento. Un plan que pasa por confinamientos voluntarios y limitar los horarios de apertura al público hasta las 22.00 horas en los establecimientos con servicio no esencial.

Y es que, Salvador Illa, ha anticipado este jueves en una entrevista en Onda Cero, semanas "muy duras" ya que la situación es "muy preocupante" e "inestable" en muchos territorios de España, lo que llevará el "horizonte" de la situación actual hasta, al menos, dentro de "cinco o seis meses", cuando la vacuna haya sido distribuida a un número razonable de ciudadanos.

Por ello, y ante la insistencia de los líderes autonómicos de crear un marco común para poder tomar decisiones, el Ministerio ya ha preparado un documento de cara al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en el que se establecen las actuaciones que deberán llevar a cabo las regiones según sus niveles de alerta de transmisión.

 Para evaluar el riesgo, Sanidad plantea ocho indicadores principales y cuatro niveles de riesgo, divididos en dos bloques. En el primero se evalúa el nivel de transmisión del virus a través de la incidencia acumulada en 14 y 7 días por 100.000 habitantes; la incidencia acumulada en 14 y 7 días de personas de más de 65 años por 100.000 habitantes; el porcentaje de positividad de las pruebas diagnósticas; y el porcentaje de casos con trazabilidad. En el segundo bloque, se mide la ocupación de camas en hospitales y en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

Para cada uno de ellos hay asignados cuatro niveles de riesgo, considerando el de mayor riesgo, o situación extrema, aquel con incidencias superiores a 250 casos por 100.000 habitantes en 14 días, o 125 casos en una semana. Sin embargo, este umbral se reduce a 75 casos por cada 100.000 habitantes en una semana (y a 150 en 14 días) cuando los pacientes sean mayores de 65 años.

En este escenario extremo, la tasa de positividad de las pruebas de diagnóstico se tendría que situar en el 15% y el porcentaje de casos con trazabilidad en el 30%. Además, se establece que la ocupación de camas hospitalarias se sitúe en el 15% y de UCI en el 25%.

Actualmente, y según el último informe publicado por el Ministerio de Sanidad sobre los casos de Covid-19 en España, este miércoles 21 de octubre, las comunidades que se sitúan en una situación extrema Navarra (543,71 casos por 100.000 habitantes en 14 días); Aragón (265,29), La Rioja (301,77), Melilla (412,78) y Ceuta (221,76).

Por otra parte, Sanidad sitúa en el nivel alto a las regiones que tienen una incidencia acumulada de casos en 14 días de entre 150 y 250 por 100.000 habitantes (de entre 75 y 125 en siete días). En este nivel se sitúan actualmente Murcia (172,57 en dos semanas), Castilla y León (157,78).

El riesgo medio es cuando hay entre 50 y 150 casos en 14 días (entre 25 y 75 en una semana). En este momento, las comunidades que se situarían en este nivel serían: Madrid (145,23 en dos semanas), Extremadura (75,96), Comunidad Valenciana (61,17), Castilla-La Mancha (138,33), Baleares (80,30) y Andalucía (55,33).

Reuniones de seis personas y permanecer en el domicilio

Así, para las zonas de mayor incidencia, es decir, las que se sitúan en un nivel de alerta alto anidad aconseja limitar al máximo los contactos sociales, reuniones sociales de hasta seis personas, recomendar permanecer en los domicilios y limitar los horarios de apertura al público hasta las 22.00 horas en los establecimientos con servicio no esencial, dejando en manos de "la autoridad sanitaria" el caso de la hostelería.

Se establece también la necesidad de que se aconseje a la población evitar los espacios cerrados en los que se desarrollen actividades incompatibles con el uso de las mascarillas y concurren muchas personas (como los gimnasios); y valorar la limitación de entradas y salidas del área territorial evaluada, excepto para actividades esenciales; acudir sólo al trabajo para reuniones concretas.

También se propone limitar el aforo de los velatorios, entierros y ceremonias fúnebres a un máximo de 10 personas en espacios cerrados y de 20 en espacios abiertos; aplazar, si es posible, las bodas, bautizos o comuniones y, sino, cumplir los aforos marcados en los velatorios; y suspender las actividades en centros de día, discapacitados o recreativos de mayores y de jóvenes; entre otras muchas medidas.

Aun así, Illa ha dejado claro que acudirá a "escuchar" la opinión de las comunidades autónomas en la reunión de esta misma tarde. "Soy muy partidario de escuchar y ver qué posición tienen para coordinarnos", ha afirmado, dejando en el aire la puesta en marcha inmediata de las medidas que establece este documento.

Comenta esta noticia
Update CMP