24 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un diputado alemán acorrala a Romeva con su gratis total y abochorna al Supremo

Los observadores internacionales del 1-O siguen sembrando el Supremo de estupefacción.

Los observadores internacionales del 1-O siguen sembrando el Supremo de estupefacción.

Los llamados "obsevadores internacionales" siguen provocando el asombro en el tribunal del 1-O. Nadie sabe quien les pagó sus "vacaciones" en Cataluña ni que hacían exactamente.

El bochorno, la sensación de descontrol absoluto del dinero público y la impunidad con la que se manejó el gobierno de Carles Puigdemont en las vísperas del 1-O se han vuelto a instalar este lunes en el Tribunal Supremo. Y la acusación por malversación de caudales públicos sigue apuntalándose en la mesa de la Fiscalía y de la Abogacía del Estado.

El diputado del Bundestag alemán y miembro de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Andrej Hunko, que acudió a Cataluña para observar el desarrollo del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, ha afirmado este lunes en el juicio que fue invitado a "dos noches de hotel", concretamente la relativa a la jornada de votación y la del día previo, aunque no ha sabido concretar quién pagó los gastos.

Hunko, que ha comparecido en la vista oral como testigo, a propuesta del abogado Andreu Van den Eynde, que ejerce la defensa del exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras y del exconsejero catalán de Exteriores Raül Romeva, ha indicado que se trasladó a Cataluña "invitado" por el Diplocat en el marco de un programa de visitantes.

El testigo, en un primer momento, ha señalado que se "sufragó todos los costes del viaje, personalmente". Si bien, posteriormente, en el turno de Francesc Homs, del equipo de la defensa del expresidente de la ANC Jordi Sànchez y de los exconsejeros Jordi Turull y Josep Rull, ha revelado que "dos noches de hotel" no fueron sufragadas por él.

"Estuve hasta el 5 de octubre, pero las dos primeras noches no fueron pagadas por mí", ha admitido, al mismo tiempo que ha indicado que desconoce quién se hizo cargo de los gastos.

Ante tal afirmación, la fiscal Consuelo Madrigal ha querido incidir en esta cuestión y saber quien pagó los gastos de alojamiento durante esos dos días, pero el testigo ha insistido en que no puede asegurar que fuese el Diplocat, pero que este "tipo de invitaciones" es un "procedimiento frecuente".

Aún así, no ha podido concretar quién afrontó los costes, ni siquiera asegurar si fue el Diplocat, ni tampoco quiénes acordaron los tipos de gastos a asumir. Según ha apostillado, en ese momento se encontraba inmerso en plena campaña electoral en Alemania y tan sólo se preocupó en conocer si el resto de los compañeros extranjeros invitados procedían de contextos "democráticos".

Según un informe de la Guardia Civil que obra en la causa, el Diplocat gastó un total de 17.703,36 euros en hoteles para un total de 47 personas que llegaron a Barcelona en las fechas previas al referéndum ilegal del 1-O. Entre esas personas se encuentra el testigo, indicaron los investigadores.

Comenta esta noticia
Update CMP