24 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos y ERC borran la sonrisa a Sánchez minutos después de presumir de sus PGE

La portavoz del Gobierno, este viernes, flanqueada por las ministras de Hacienda y Economía.

La portavoz del Gobierno, este viernes, flanqueada por las ministras de Hacienda y Economía.

En tiempo récord, los socios del Gobierno le han dado al presidente un baño de realidad. Ni sus guiños al independentismo ni sus gestos a los morados parecen suficientes.

Es pronto para adivinar el desenlace, dado el carácter cambiante de la coyuntura política española, pero los Presupuestos Generales de Pedro Sánchez, presentados este viernes con todo boato por sus ministras económicas, no parece que vayan a tener mucho recorrido.  Al menos, a juzgar por las reacciones de sus propios socios de la moción de censura que, en minutos, han arrojado un jarro de agua fría sobre las expectativas del inquilino de La Moncloa.

Así, tras la presentación a cargo de las titulares de Economía y Hacienda, Nadia Calviño y María Jesús Montero tras ser aprobados en el Consejo de Ministros, las críticas no se han hecho esperar.

La coportavoz de Podemos, Noelia Vera, ha asegurado que si el Gobierno no rectifica y garantiza el cumplimiento de todas las medidas incluidas en el pacto presupuestario que firmaron en octubre, no van a apoyar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019, y no descartan incluso tumbarlos en el primer debate, el de totalidad, que tendrá lugar previsiblemente en febrero.

Así lo ha asegurado en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Congreso para valorar las cuentas públicas aprobadas este viernes, tras denunciar que aunque éstas recogen gran parte de las medidas que acordaron en octubre, el Gobierno está incumpliendo muchas otras de las cuestiones que se comprometió a desarrollar por ley o por decreto de forma paralela, y que Podemos considera imprescindibles.

Se trata, por ejemplo, de la limitación de los precios de los alquileres, que no se incluyó en el decreto de vivienda aprobado por el Gobierno en diciembre; de la regulación del mercado eléctrico para bajar la factura de la luz; de la necesidad de garantizar por ley la actualización de las pensiones al IPC; o de la bajada de las cuotas a los autónomos que menos ingresan, entre otras.

"Ya decidiremos cuál es el trámite parlamentario, legislativo o el procedimiento, pero el resultado va a ser el mismo, que va a ser rechazar los Presupuestos, si no se contemplan todas las medidas que habíamos acordado", ha sentenciado Vera.

La dirigente del partido morado ha reclamado al Gobierno que, al menos, les proporcione por escrito una hoja de ruta en la que incluya los plazos y procedimientos necesarios para poner en marcha esas medidas que deben desarrollarse de forma extrapresupuestaria, como la limitación de los precios del alquiler o la reforma del mercado eléctrico.

En esta línea, ha asegurado que la semana que viene, una vez conozcan al detalle los Presupuestos cuando el Gobierno los registre en el Congreso, trabajarán para que el Ejecutivo "rectifique" y garantice el cumplimiento de todas las medidas pactadas. Eso sí, "si no lo hace", Vera ha avisado de que "no quedará otra" que ir a elecciones, "y explicarle a los españoles que si quieren un cambio político real y justicia social, a lo mejor hay que plantearse otro tipo de Gobierno más progresista".

Desde otro de los socios clave para Sánchez, ERC, tampoco han llegado buenas noticias. Su número tres y vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, ha mantenido el 'no' de su partido y ha exigido  a Sánchez que, si quiere su apoyo, demuestre que "es diferente al PP".

Por su parte, el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha asegurado que los partidos independentistas mantienen su negativa a aprobar los PGE pero ha dejado en manos de los diputados de ERC y PDeCAT la decisión de apoyar o no la tramitación de los mismos.

Además ha advertido de que, sea cuál sea la decisión que tomen los diputados, deberán también decidir "cómo argumentan" para defender su posición, ya sea la de presentar una enmienda a la totalidad para impedir la tramitación de los presupuestos o la de no hacerlo.

Y desde la oposición, el líder del PP, Pablo Casado, ha asegurado que el proyecto que ha presentado el Gobierno socialista es "tremendamente malo" y "letal para los intereses de la economía española". Es más, ha recalcado que si esas cuentas públicas "imposibles" se aprueban en las Cortes serían una "catástrofe para España".

"Es una propuesta egoísta, partidista, sectaria, innecesaria, irresponsable e irreal", ha afirmado Casado, para recalcar que ésa no es solo la opinión del PP sino también de "la prensa económica" y de la Comisión Europea, el FMI y la OCDE. Según ha añadido, en vez de "preparar" a España para que no "sufra una crisis, vuelve al sistema de Zapatero" basado en "más madera y más gasto".

Una críticas a las que se ha sumado también Ciudadanos.

 

Comenta esta noticia
Update CMP