Los futuros candidatos de Vox: unas cuantas certezas

José María Llanos, presidente de Vox en Valencia y hasta las andaluzas aspirante a la alcaldía de Valencia, podría estar considerando la posibilidad de presentarse para Les Corts.



Estar de moda tiene estas cosas: que menudean las personas prestas a acudir en auxilio de los vencedores. Vox está de moda. Los augurios pintan bien para la formación derechista y cada vez son más quienes quieren subirse a un carro que parece que tiene marcha al menos hasta mayo de 2019. Al contrario que en Ciudadanos -el otro partido en alza del centro-derecha- , en Vox no se busca tanto el cargo de asesor como el de concejal. O el de diputado.

Y en ésas nos podemos encontrar con algún movimiento estratégico significativo. Por ejemplo, José María Llanos, presidente provincial en Valencia y hasta las andaluzas aspirante a la alcaldía de Valencia, podría estar considerando la posibilidad de presentarse para Les Corts. Lo podría estar considerando él, y sus superiores en Madrid. De conseguir entrar en el parlamento valenciano los de Santiago Abascal necesitan una voz potente para no acabar siendo intrascendentes electoralmente así que pasen cuatro años. En el Ayuntamiento de Valencia, en cambio, un partido bisagra no tiene ni de lejos parecidos altavoces. La marca y algún nombre sonoro para 2, 3 o 4, como el de Rita Corbín Barberá, sobrina de la ex-alcaldesa, pueden ser suficientes. Ella ha dicho estar a lo que el partido considere.

La publicación anticipada de su posible candidatura la perjudica, de momento. Es como lo de Rocío Gil en Ciudadanos. La ex-fallera mayor posiblemente concurra, pero escoltando a Fernando Giner, no sustituyéndolo como algunos han sugerido como parte de una estrategia para colocarle submarinos al alcaldable. Ni C.Barberá -en feliz expresión de El Mundo- ni Gil se han mostrado precisamente entusiasmadas con la utilización oficiosa de sus nombres. Llegado el momento, y con presentación oficial la cosa podría cambiar.

Al contrario que el de estas dos mujeres para sus respectivos partidos, el nombre de Juan García Sentandréu es considerado tóxico por buena parte de quienes trabajan desde hace tiempo en el proyecto de Vox en Valencia. La preocupación de sus dirigentes por separar su imagen de la de España 2000 y otros radicalismos es manifiesta. El propio Llanos lo confirmó en entrevista a ESdiarioCV: “. Nosotros no montamos manifestaciones, ni escraches, ni intimidamos ni siquiera moralmente. Nosotros, cuando nos encontramos con conductas que entendemos ilícitas, acudimos a los tribunales”.

 

Y precisamente por el movimiento estratégico de Llanos, la eliminación del factor sorpresa de Rita C.Barberá, y el rechazo a Sentandréu, ya hay quienes juegan con otros nombres bien sonoros para la vacante de alcaldable de Vox. Un intento muy divulgado en redes estos días es el de colocar en esta carrera al periodista deportivo Julio Insa, que ha desmentido a ESdiarioCV, abrumado, la veracidad del meme -con descabellado mensaje de texto incluido- que circula con profusión por wassapp: “He recibido más de 2.000 mensajes y llamadas. Jamás he estado en política ni creo que lo esté”.

Comenta esta noticia
Update CMP