14 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La CUP define el asalto a la sede del PP como un "pequeño ataque al patrimonio"

La diputada de la CUP Anna Gabriel lo presencia todo.

La diputada de la CUP Anna Gabriel lo presencia todo.

Los de García Albiol han recibido el apoyo del resto de partidos catalanes pero poco más, porque la vicepresidenta ha pedido a Puigdemont que rompa con los radicales y ha hecho caso omiso.

A pesar de la condena unánime -incluido el PDeCat- al asalto a la sede del PP de Cataluña que el lunes protagonizaron miembros de Arran, organización vinculada a la CUP, la dirección de esta última no está arrepentida.

Todo lo contrario. Su diputado en el Parlament Benet Salellas ha señalado en una entrevista en TV3 que "políticamente tenía mucho sentido" y que sólo fue "una clásica de acción de calle". Incluso la ha definido como un "pequeño ataque al patrimonio" y ha insinuado que los populares poco menos que tienen que estar agradecidos porque "no hubo daños".

En la misma participaron la diputada Anna Gabriel y el exdiputado David Fernández. A los que tiene previsto denunciar el PP catalán de Xavier García Albiol. "Son un grupo de fascistas que representan lo peor y lo más rechazable de la sociedad catalana y les advierto de que no nos asustarán ni nos callarán por muchas amenazas y violencia que usen", ha señalado.

Y todo coincidiendo con la visita de Mariano Rajoy a Barcelona. Su vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, ha pedido a Carles Puigdemont que rompa su alianza con la CUP, pero el presidente de la Generalitat se limitó el lunes a enviar un comunicado de condena. Y hasta ahí llegará su rechazo. 

Comenta esta noticia
Update CMP