18 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pánico en Ferraz: las encuestas confirman el parón en seco de Pedro Sánchez

El PP remonta y se acerca a los cien diputados ya, mientras el PSOE no mejorar los resultados del 28A. El paisaje resultante vuelve a ser muy parecido y ponen muy difíciles los pactos.

Alerta roja en Moncloa y Ferraz. El tiro de las nuevas Elecciones puede salirle por la culata de las urnas a Pedro Sánchez, estancado en una victoria que no le permitirá crecer en diputados de manera apreciable e, incluso, puede comportar la pérdida de escaños.

Así lo confirman ya casi todas las encuestas, y en especial la de GAD 3 para el diario ABC, que trae más malas noticias para los socialistas: a su parón se le añade la espectacular recuperación del PP, que con Pablo Casado de nuevo al frente del cartel mejora en 27 diputados y ya vuelve a mirar de cerca el centenar de actas para el Congreso.

El líder socialista oscila entre los 122 de ABC y los 127 de El Mundo, muy lejos de los 145 escaños que las cocinas de Tezanos en el CIS le aseguraban y que explican la celebración forzada de nuevas Elecciones Generales.

 

De cumplirse este pronóstico, Sánchez habrá tenido paralizado el país durante meses -tras hacerlo ya en 2015 con Rajoy en el poder- para lograr un resultado muy similar al del 28A y enfrentarse de nuevo a la necesidad de pactos con segundos y terceros partidos.

El sondeo de GAD 3 otorga al PSOE un 27.2% y 122 diputados, al PP un 20.9% y 93 escaños; y un triple empate en la práctica entre Podemos (12.4% y 33 escaños); Ciudadanos (11% y 29) y Vox (10.6% y 29). Dejando para el final a la novedad de Íñigo Errejón, con un 4.3% y siete actas.

Pactos difíciles

Con esos números, tampoco varía mucho el paisaje actual, que de algún modo empeora para Sánchez: en la breve legislatura pasada, tuvo las opciones de un pacto con Podemos y los independentistas o con Ciudadanos. Ahora, de mantenerse este escrutinio, solo podría pactar con los primeros.

La subida del PP, enorme, no le permite de momento generar una alternativa: en el mejor escenario, la suma de PP, Cs y Vox daría 51 diputados, a 25 de los necesarios para la mayoría absoluta y sin opciones reales de añadir a esa cuenta la de otras formaciones. Con todo el independentismo en contra y el PSOE contrario a una gran coalición, Casado tiene difícil llegar a Moncloa si no sube un par de puntos porcentuales y, sobre todo, no se tiran votos a la papelera en circunscripciones donde los restos son cruciales.

Comenta esta noticia
Update CMP