16 de diciembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Alerta: Máxima preocupación al conocerse que Chiquito ha empeorado

El estado de salud de Chiquito se ha deteriorado

El estado de salud de Chiquito se ha deteriorado

En cuestión de un mes, el humorista ha visto como su estado de salud se resentía. Tuvo que ser rescatado por los servicios de emergencia tras una caída en su domicilio. Ahora está en la UCI.

El humorista Chiquito de la Calzada ha sufrido un empeoramiento en su estado de salud. Como se recordará, hace unas semanas sufrió un accidente en su domicilio y los servicios de emergencia tuvieron que acudir para rescatarlo. De allí fue trasladado al hospital y su recuperación no presentó complicaciones. Recibió el alta y sus allegados respiraron tranquilos al ver su mejoría. Sin embargo, el andaluz volvió al hospital la semana pasada aquejado de una angina de pecho. Los médicos decidieron que había que practicarle un cateterismo.

Parecía que todo había salido bien pero ha sido necesario trasladarlo a la UCI tras conocerse que estaba aquejado de una infección derivada de la intervención. Se trata de un proceso que ha provocado un deterioro hemodinámico. A pesar que fuentes del Hospital Regional de Málaga señalan que el artista no está intubado y se encuentra estable, lo sucedido hace que vuelvan a saltar las alarmas, como ya ocurrió anteriormente, cuando algunos medios señalaron que el cómico no se encontraba tan fuera de peligro como manifestaban sus allegados.

El tres de marzo del 2012, la vida le asestó un duro golpe a Chiquito. Fallecía la que había sido su compañera durante cincuenta años. El amor de su vida. Su esposa, la entrañable Pepita. Iban juntos a todas partes y él ha reconocido en muchas ocasiones que sin ella, jamás hubiera alcanzado la cima. Es la historia de dos personas que se convirtieron en una. La suya fue una relación de gran complicidad. No obstante, tanto en los buenos como en los malos tiempos, Pepita se mantuvo en un discreto segundo plano.

Eso sí, siempre le acompañaba para estar junto a él e infundirle ese ánimo que a veces necesitaba. La del humorista no es una historia cualquiera. Estaba en su madurez cuando le llegó la fama. Paradojas de la vida, a sus sesenta y dos años, se convirtió en ídolo de masas al impactar con su particular humor, mezcla de varios estilos. Su vida cambió y ya no podía caminar tranquilo por esa Málaga que lleva en su corazón.

Chiquito quedó sumido en un gran dolor tras el adiós de su mujer. A propósito, explicaría: “Se murió de repente, de una arritmia. Estaba hablando conmigo y, de repente, empezó a decir que le dolía el pecho. Llamé a la ambulancia, pero cuando llegamos al hospital, el médico me dijo que había fallecido”. Muy emocionado, confesó: “Cuando la perdí, yo también me perdí. Empecé a olvidar cosas y a desorientarme. He sido feliz toda mi vida, pero mi vida era ella”.

Sin duda, un testimonio que muestra la historia de un gran amor. Desde entonces, el cómico vive solo. Pasea por su ciudad pero a veces se le ve sin rumbo. Aunque sonríe, no es el mismo de siempre. A pesar de que amigos y familiares le han aconsejado que contrate a una empleada que se ocupe de la casa, no quiere. Sin embargo, la situación que atraviesa, según transcurra, obligará a cambiar su estilo de vida.

Comenta esta noticia
Update CMP