25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El difícil relevo de Arrimadas en Cs Cataluña se complica con un sondeo fatídico

El líder de Cs flanqueado por Arrimadas y Roldán.

El líder de Cs flanqueado por Arrimadas y Roldán.

El partido trata de pasar página definitivamente después de la marcha de su carismática líder a Madrid y la próxima semana celebrará primarias, pero no precisamente en el mejor ambiente.

La bicefalia en la Ciudadanos quedó sumido en Cataluña tras el desembarco de Inés Arrimadas en Madrid,  con Carlos Carrizosa como presidente del grupo parlamentario y la diputada autonómica Lorena Roldán como portavoz, tiene los días contados.

El partido celebrará la próxima semana primarias (entre los días 24 y 26) para que el previsible adelanto electoral catalán no les pille con el pie cambiado. Y lo hará en un momento muy delicado para la marca en Cataluña, que aún no ha encajado la marcha de Arrimadas y está en retroceso electoral. 

En su día Albert Rivera no vio nada clara la operación salida de Arrimadas, puesto que ello suponía descabezar por segunda vez a Ciudadanos en Cataluña, después de la marcha del propio Rivera en 2015. Pero cuentan que el líder de Cs no tuvo opción, puesto que ella estaba determinada a ser la número uno por Barcelona al Congreso y él no podía negarse.

Ahora la dirección naranja quiere repetir el modelo que en su día dio tan buenos resultados con la jerezana y situar como sucesora a Lorena Roldán, la también senadora. Pero en Cataluña no todos tienen tan claro que ello vaya a funcionar por segunda vez y, entre bambalinas, están proponiendo la candidatura del joven periodista Nacho Martín Blanco, que lleva poco más de un año en el Parlament pero se ha convertido en el diputado revelación. 

Entretanto una encuesta publicada por El Periódico ha hecho saltar todas las alarmas en lo que un día fue Ciutadans, donde empezó todo. Ésta sitúa por primera vez en años al PSC por delante de Cs, al que arrebata el trono entre los partidos constitucionalistas. 

En concreto, el sondeo da entre 28 y 29 escaños al partido de Miquel Iceta, y entre 22 y 23 a los naranjas. Ello, teniendo en cuenta que antes de fin de año podría haber elecciones catalanas tras la sentencia del procés, son muy malas noticias. 

La encuesta de El Periódico.

 

Más problemas para el partido de Rivera, que atraviesa por la peor crisis desde su fundación. De hecho éste ha decidido convocar por sorpresa el Consejo General de Cs el 29 de julio (tras el debate de investidura) con intención de introducir cambios sustanciales en los estatutos e introducir a más gente de su confianza en la cúpula.

 

Y ahora lo de Cataluña. Hay quienes sitúan el comienzo de la caída de Ciudadanos allí en la negativa de Arrimadas de presentarse a la investidura el año pasado, pese a que el partido había sido el más votado en las elecciones catalanas de diciembre de 2017. 

A mayores, las elecciones municipales y sobre todo los pactos postelectorales en Cataluña han jugado a favor del PSC y en contra de Cs. Que para colmo ha tenido que ver cómo su fichaje estrella, Manuel Valls, se rebelaba contra Rivera y facilitaba la reelección de Ada Colau como alcaldesa de Barcelona.

Y todo para que ésta, a su vez, haya acabado pactando con los socialistas de Jaume Collboni. Ello, sumado a la Presidencia de la socialista Núria Marín en la Diputación de Barcelona, ha dado un enorme poder al PSC como dique de contención del independentismo, arrebatándole ese papel a Cs. 

Desde la formación el mensaje que repiten es que las elecciones autonómicas y municipales no son comparables y que de crisis, nada. "En Cataluña nos hemos especializado en ganarle a las encuestas y a los separatistas", afirman. Pero internamente las aguas bajas revueltas.  

Comenta esta noticia
Update CMP