23 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Goodyear Vector 4Seasons II, más seguridad todo el año

La segunda generación del neumático todo tiempo del fabricante americano ahonda en sus cualidades ofreciendo mejor agarre en condiciones de baja adherencia sin renunciar a nada.

Se acerca el invierno y son cada vez más los usuarios que se plantean la opción de montar neumáticos específicos para esta estación en su coche, una realidad que resulta habitual y hasta obligatoria en muchos países del norte de Europa pero que en nuestro mercado, por la climatología que disfrutamos, no está nada extendida. Los fabricantes nos ofrecen sin embargo una alternativa que resulta perfecta para un país como España en el que la variabilidad climática está a la orden del día, los todo tiempo.

Goodyear lleva más de 30 años con estas ruedas en su gama de producto, y de hecho comenzaron llamándose “Tiempo”. Se trata de los Vector 4Seasons, que ahora estrenan su segunda generación. Por debajo de 7ºC el rendimiento de los compuestos de los neumáticos normales, los que aquí identificamos como de verano, baja, y eso se traduce en menor agarre, frenadas más largas y menor adherencia, elevándose el riesgo de accidente. De hecho, el 80% de los accidentes en invierno se producen en superficies húmedas donde el agarre es más comprometido.

Diversos test realizados por organismos como el TUV alemán y revistas especializadas los han definido como el mejor producto tanto para invierno como para verano. Las ventajas que aportan son varias, destacando su mayot seguridad con una distancia de frenado que se reduce en 2,5 metros sobre firme deslizante frente a las ruedas de verano. Además, están homologados para su uso con nieve en sustitución de las cadenas, porque lleva el marcaje de invierno que autoriza su uso en estas circunstancias.

 

Los compuestos que se utilizan en el Goodyear Vector 4Season se han optimizado, incluyendo la tecnología SmartTrend, que cuenta con polímeros de última generación y una mayor proporción de sílice para ofrecer un mejor rendimiento con temperaturas más bajas y superficies mojadas. Además, se han introducido en la banda de rodadura surcos hidrodinámicos que reducen el riesgo de aquaplaning al evacuar mayor cantidad de agua, y se incluyen láminas 3D que mejoran el agarre en superficies heladas o con nieve.
 
El nivel sonoro se ha reducido respecto a la generación anterior, de manera que circulando no apreciamos diferencia respecto a las ruedas normales. La duración, otra gran preocupación de los conductores a la hora de montar este tipo de ruedas, es similar al de un producto de verano, con un rendimiento óptimo durante todo el año, y simplemente nos encontraremos con que su precio sube en torno al 15%. La segunda generación tiene un total de 163 medidas para turismos, SUV y furgonetas con llanta desde 13 a 20”, y un precio de venta recomendado que va desde 71,50 a 351,5 euros.

Comenta esta noticia
Update CMP