16 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

PSOE y Podemos quieren mantener a Rosa María Mateo en TVE hasta las elecciones

Rosa María Mateo, junto a Pedro Sánchez, en el acto organizado por La Moncloa por los 100 días de gobierno.

Rosa María Mateo, junto a Pedro Sánchez, en el acto organizado por La Moncloa por los 100 días de gobierno.

Culminada la primera fase diseñada por la izquierda, la purga de periodistas de la etapa anterior, llega la segunda: el control absoluto de los telediarios hasta las municipales de mayo.

Tres meses después de su llegada al cargo -tomó posesión como administradora única el pasado 30 de julio-, Rosa María Mateo "campa a sus anchas" en RTVE, según reconoce a ESdiario un veterano exdirectivo de la Corporación.

Los últimos movimientos internos de Mateo, culminada la purga de periodistas y altos cargos del organigrama interno de la tele pública, han desatado en las últimas horas todas las alarmas entre los trabajadores y la oposición política.

Y es que, según fuentes consultadas por este diario, en las reuniones del nuevo equipo y en los mensajes que traslada a su entorno Mateo, se trasluce que el proyecto avalado por el PSOE y Podemos, con el apoyo cómplice de ERC, PDeCAT y PNV, "va para largo y ha llegado para quedarse", pese a que en teoría en las próximas semanas la administradora única debe ser relevada por el nuevo presidente elegido por el concurso público puesto en marcha en el Congreso.

"Si todo fuera normal, a finales de año habrá nuevo Consejo de Administración en RTVE. Pero nada será normal", vaticina Ramón Moreno, portavoz del PP en la Comisión Mixta de Control -Congreso y Senado- que supervisa las decisiones en la Corporación Pública.

Por el momento, PP y Ciudadanos están "a ciegas". Rosa María Mateo tan solo ha comparecido en una ocasión en el órgano parlamentario, el martes de la semana pasada. Pero no lo hizo para detallar y concretar las líneas maestras de su mandato, sino para abroncar a los representantes populares y naranjas.

"Estos no dejan el control de TVE hasta después de las elecciones municipales de mayo", se muestra convencido Moreno. Y para ello, Podemos y PSOE están asomando ya un plan: retrasar lo más posible -recursos incesantes de por medio en un ejercicio de filibusterismo parlamentario- las decisiones del Comité de Expertos que debe escuchar y examinar a los candidatos del concurso público.

De momento, el calendario ya marcha con notable retraso, por las alegaciones de tres de los candidatos por supuestos defectos de forma en su documentación. Pero en la Cámara Baja se temen además nuevas triquiñuelas y maniobras -como la elaboración de informes defectuosos que los letrados se vean obligados a echar para atrás, como ya ha ocurrido en los últimos meses por parte de socialistas y morados.

Y, además, sobre este calendario pesa la amenaza de un adelanto electoral y la consiguiente disolución de las Cortes Generales, en las que está radicado el proceso de elección -audiciones a los candidatos de por medio- de los futuros responsables independientes de TVE.

 

La administradora única de RTVE, Rosa María Mateo, en la que ha sido su única comparecencia en el Congreso de los Diputados.

 

Muchos trabajadores de RTVE están denunciando en las últimas semanas el control absoluto que el Consejo de Informativos -próximo a Podemos- y los reductos proPSOE de la redacción están realizando sobre los tres programas más codiciados por la izquierda: Los Desayunos, los dos Telediarios e Informe Semanal, que acumula ya dos escándalos en sus nueva etapa tras la llegada de Mateo.

Además, algunos trabajadores de la Corporación ven ya detrás de la campaña iniciada por la vicepresidenta, Carmen Calvo, y la ministra portavoz, Isabel Celaá, reclamando un mayor control de los medios de comunicación, la coartada para allanar el camino de Mateo y los suyos en los próximos meses.

En juego está el control de los  informativos de la pública en unos tiempos decisivos para PSOE y Podemos. Y es que a la triple cita de mayo -europeas, municipales y autonómicas-, se da por seguran las andaluzas anticipadas antes de fin de año y las posibles generales, en el horizonte del mes de marzo.

"El problema -enfatiza Ramón Moreno- es que no hay contrapeso alguno ni fiscalización interna a las decisiones de Rosa María Mateo. Nosotros la citaremos otra vez -está obligada a acudir al Congreso cuando sea llamada- pero para ofrecer explicar sobre decisiones ya adoptadas y por tanto irreversibles".

En estas, el equipo de Mateo se ha puesto ya a diseñar la nueva temporada. Derogando contratos vigentes, como el del Hora Punta de Javier Cárdenas, y negociando ya con productoras externas nuevos formatos. Un presupuesto millonario, casi 1.000 millones de euros, que ya ha despertado el apetito de Mediapro y otras productoras vinculadas a PSOE y Podemos.

Comenta esta noticia
Update CMP