08 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La incertidumbre política rebaja dos décimas nuestro crecimiento

El BBVA ha rebajado el crecimiento previsto para la economía española al 2,2% este año como consecuencia del lastre económico que supone la actual situación política de nuestro país.

El BBVA ha rebajado dos décimas su previsión de crecimiento del PIB para este año, hasta el 2,2%, y en una décima su pronóstico para 2019, hasta el 1,9%, con una estimación máxima de 630.000 nuevos puestos de trabajo en el conjunto de los dos años, hasta reducir la tasa de paro al 12% en 2020. Así figura en el informe ‘Situación España’ del servicio de estudios de la entidad, presentado hoy por su economista jefe, Jorge Sicilia, y el responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research, Rafael Doménech.

Esta revisión a la baja del crecimiento español viene provocada por el escenario político de incertidumbre a la que la moción de censura de Pedro Sánchez nos ha abocado, y se produce en un contexto donde teníamos algunos factores estructurales y algunas medias que apuntaban que el máximo cíclico lo teníamos detrás de nosotros, apunta el estudio.

Necesitamos que aumente el buen comportamiento del consumo privado y del gasto público, ya que el crecimiento podría alcanzar el 2,4%, en línea con la anterior previsión si no fuera por la incertidumbre política económica. No obstante, si esta aumenta, podría restar una o dos décimas adicionales. La demanda interna seguirá siendo el principal soporte del crecimiento (2,3 puntos porcentuales en promedio), mientras que la contribución de la demanda externa neta volverá a ser negativa (-0,2%).

Además, el consumo público crecerá un 2% en 2019 y un 1,7% en 2020, respectivamente, en tanto que la formación bruta de capital se elevará un 4,1% en el primer año y un 3,9% en el segundo. También contemplan un crecimiento para las exportaciones del 2,8% este año y del 3,8% en 2020, en ambos casos por debajo de las previsiones de repunte para las importaciones, del 3,8% y el 4,5%, respectivamente.

Menos empleo y más déficit

Respecto al déficit público, BBVA Research prevé que a lo largo del bienio 2019-2020 el ciclo económico vuelva a reducir el déficit público, tanto por los estabilizadores automáticos como por la reducción de las prestaciones por desempleo, a las que se sumará una menor carga de intereses derivada de las condiciones favorables de financiación.

El déficit del conjunto de las administraciones públicas se reducirá cuatro décimas hasta el 2,2% en 2019, “situándose nuevamente por encima del objetivo de estabilidad”. Para 2020, en un escenario sin cambios en la política fiscal, se espera una nueva corrección cíclica de las cuentas públicas hasta el 1,9% del PIB, lo que supondrá una nueva desviación sobre el objetivo de estabilidad (-0,5%). De hecho, el servicio de estudios de la entidad augura una deuda pública del 82,7% del PIB este año y del 81,1% del PIB el próximo.

Respecto al mercado de trabajo, BBVA Research prevé que la recuperación del mismo pierda tracción tanto en 2019 como en 2020. Así, apunta a que la desaceleración del crecimiento y las repercusiones del incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) limitarán la creación del empleo hasta un 2% este año y a un 1,7% el que viene. El efecto de la subida del SMI en creación de empleo es tres décimas menor en aquellos colectivos vulnerables.

Sobre la inflación, las estimaciones de BBVA apuntan a que el IPC se mantendrá en cotas moderadas durante 2019 y 2020.  También ha señalado que la incertidumbre continúa siendo elevada en el entorno exterior, porque los riesgos siguen siendo “numerosos” y la probabilidad de que se materialicen algunos va en aumento. Sobre el Brexit, Sicilia ha afirmado que se descarta una salida dura del Reino Unido de la Unión Europea.

Comenta esta noticia
Update CMP