Margallo:" Vox no está invitado a la fiesta de la refundación del centroderecha"

El ex ministro, que se define como un político de extremo centro, mantiene que Pedro Sánchez aún sin investir ha encontrado el encanto de la política internacional seducido por Macron.



De nuevo en el Parlamento europeo, plaza que ocupó en la legislatura 1994-1999, José Manuel García-Margallo prepara un libro de memorias que va a dar munición para muchas tertulias políticas durante meses y meses por su reflexiones sobre lo que está ocurriendo en la política nacional y, sobre todo, por su valoración de algunos de sus compañeros como Sáez de Santamaría, Mariano Rajoy o el propio Pablo Casado. El exministro mantiene en esta entrevista que España es un país de centro y, que por tanto, solo puede ser gobernado desde esa misma posición. "Aquí no caben dos partidos de centro-derecha". Vox queda excluido.

En plena negociación para los nombramientos de los cargos comunitarios, García-Margallo, militante popular en el municipio de Xàbia, ve un pacto entre socialistas y liberales para desplazar a los populares de la presidencia de la Comisión.

-¿Habrá nuevas elecciones generales en este año?

Cada vez creo más que es el escenario más probable. ¿Por qué? Para entender lo que está pasando hay que entender que la política española desde el 2015 ha cambiado radicalmente de lo que había sido la Transición. Ha habido un cambio de época y no todo el mundo es consciente. ¿Por qué ocurre? Hasta ese momento se producía era una alternancia en el poder de dos grandes partidos: uno de centro derecha y un partido de centro izquierda que eran fronterizos entre sí. Lo cual determinaba que el desgaste en la labor de gobierno de uno favoreciese a las posibilidades electorales del otro. A partir de 2015, la crisis potencia que la cuestión catalana emerja. Son dos temas diferentes, pero vinculados entre sí.

La salida de crisis, con una perdida de poder adquisitivo, propicia la emergencia de Podemos. Cataluña favorece la emergencia de Ciudadanos y estamos por lo tanto en un baile a cuatro. Para hacer las cosas más complicadas, yo creo que la cuestión catalana también permite la emergencia de Vox, que ha sido un fenómeno 'champagne', pura espuma, que por ahora tiene su importancia. Ha obtenido 24 diputados en el Congreso y la capacidad de condicionar gobiernos autonómicos y municipales.

¿En ese escenario nuevo cómo se mueven los actores? El principal, Pedro Sánchez, sabe que tiene un pecado original que ha llegado a la presidencia del gobierno por  una moción de censura y no como consecuencia de una auténtico programa de investidura y que esa moción de censura además ha sido apoyada por elementos extravagantes en lo que es un sistema político: Podemos, de un lado, y los independentistas por otro. Tanto los independentistas catalanes como los independentistas vascos, con lo llamativo de que también Bildu esté en ese tema. Por eso, lo que ha pasado ahora en Navarra es determinante para saber si va a haber investidura.

Sánchez quiere una investidura lo más limpia posible. A él lo que le gustaría un gobierno del Partido Socialista y con independientes. Está pensando en dirigentes próximos a Ciudadanos contrarios a la línea oficial. Como Toni Roldán u otros que han asomado la patita.

Vox ha sido un fenómeno 'champagne', pura espuma, pero que ahora tiene su importancia

-¿En el caso de Podemos?

A Podemos lo va a secar amagando con meter a Manuela Carmena o alguien del sector de Errejón para dejarlo totalmente descolocado. Si compra (Pedro Sánchez) a Podemos precio de saldo irá a la investidura. Los dirigentes de Esquerra Republicana tampoco quieren impedir su investidura pero no estoy seguro de que se atrevan a desafiar a ANC, a Onminun, a Puigdemont y a sus propias bases. En ese caso, habría investidura.

-¿Nombrarlos ministros?

Por ejemplo. Darles cancha. Con eso viene amenazando a Podemos: "Tenéis que aceptar el precio que yo es digo porque yo  tengo alternativa". 

Con Ciudadanos está haciendo el mismo juego. El mismo juego potenciado desde Bruselas. A Bruselas le gustaría un gobierno en el que no estuviese Podemos. Eso explica la repugnancia que tiene Sánchez a incluirlo, y por tanto, la búsqueda alternativas de la fracción socialdemócrata y pactista de los que era Podemos. Todo ello con el añadido de que (Pedro Sánchez) ha descubierto el encanto de la política internacional.

-Si no llega a ese tipo de acuerdo y no logra en un primero momento la investidura, ¿cree que optará a renglón seguido a convocar nuevas elecciones.

Si no llega a esa investidura limpia y apoyada por Bruselas, sí.

-El modelo que decidió Mariano Rajoy se repetiría.

Sería ir a una próximas elecciones. En esas elecciones sacaríamos más votos el Partido Socialista y el Partido Popular, pero sin alterar fundamentalmente el escenario. Lo que sí se altera es la capacidad de resistencia de algunos partidos. Ciudadanos probablemente no subiría si es que no baja. Pedro Sánchez encontraría una coartada para favorecer un pacto con Ciudadanos y, en caso contrario, un pacto con Podemos, pero con ciertas condiciones como son: no a la reforma laboral, no a la subida de impuestos, actuación conjunta con Cataluña, pactar la política exterior...

-¿Existe alguna posibilidad de que el PP preste votos para facilitar la investidura de Sánchez?

Ninguna.

-¿Por qué?

-Porque una democracia necesita siempre un gobierno y un partido de oposición que sea alternativa de gobierno. El PP, si apoya a Sánchez, deja de ser alternativa de gobierno.

-El PSOE lo hizo

Y así le fue. Quien lo prestaron están todos vendiendo iguales por la calle de Alcalá. Y lo que no están ahora en el gobierno.

Otra cosa es lo que ha dicho Casado: "En una democracia seria se pactan los consenso y los límites de los disensos". En Europa, hay un acuerdo de hablar entre nosotros. Un acuerdo entre populares, socialista, liberales y verdes del cual quedan fuera los partidos que no participan de nuestra cultura. Partidos que sí tenemos la cultura constitucional, y el PSOE y el PP lo tiene, hay que pactar y en determinadas cosas tenemos que estar de acuerdo: política europea, política de exterior, de justicia...

Macron está presionando a Rivera por todos los medios para que facilite el gobierno de Pedro Sánchez

Mantiene que Pedro Sánchez ha encontrado el gusanillo a la política Europea.

Está encantado. (En España) no le dan más que disgustos. Y ahora se hace fotos con Angela Merkel y con Emmanuel Macron. El PSOE es la primera delegación del grupo socialista europeo. En el panorama actual, Macron quiere aprovechar que Merkel representa un Pato Cojo  y así terminar con la hegemonía del Partido Popular que se ha producido siempre. Por ello busca tener una alianza nueva entre los socialistas y los liberales . Y para que lo entienda bien Pedro, Macron le dice que la "solución somos tú y yo". Y esa es la operación en la que estamos.

¿Qué derivada tiene en España? Que Macron está presionando a Rivera por todos los medios para que facilite el gobierno de Pedro Sánchez. ¿Por qué digo eso? Dos de los líderes que están en contra de la línea oficial de Rivera son Garicano y Nart que están en el Parlamento europeo. Eso es lo que está ocurriendo.

-¿Y la estrategia del Partido Popular?

El Partido Popular en ningún caso puede favorecer la investidura de Sánchez. Es un señor del que no te puedes fiar. Es capaz de envolverse en una bandera nacional y pactar el 155 a pactar con los indultos o acuerdo en una comunidad con los independentistas.

¿Por qué Sánchez no tiene relato? Porque no sabe el relato que le va a convenir. Como no sabe con quién quiere liar, pues deja todo abierto.

-Pues si que parece que tenga cierta estrategia.

Más que estrategia tiene una táctica. En el fondo, qué le ha ofrecido a Ciudadanos. Nada. Le pide que le apoye pero no dice cuál es el programa. Lo que pretende es doblarle el codo a Merkel. Sánchez visualiza que quien marca la política es una alianza nueva.

-¿Qué opinión le merece que Josep Borrell dimitiera como ministro y ahora como eurodiputado para volver al ministerio?

Ya dije que no tomaría posesión como eurodiputado.

- ¿No se está engañando al elector?

Me parece bastante feo. Liderar una lista y no desempeñar las tareas para las que te han elegido los electores, es como si uno va al teatro a ver a la Filarmónica de Berlín y finalmente actúa El Empastre.

Mientras el centro derecha siga dividido esto es imposible ... Hay que ir a una coalición de centro derecha, pero volcada al centro no a la derecha.

-¿Rivera tiene estrategia o tiene táctica?

Él tenía una convicción de que el PP estaba en descomposición y que iba a liderar el centro derecha. Su obsesión es sustituir como partido hegemónico al PP, y a partir de ahí se darían las condiciones para acceder a la presidencia. Todo eso exige que el Partido Popular sea segundo en esta carrera. En todo caso, la estrategia es suicida para el centro derecha. Mientras el centro derecha siga dividido esto es imposible ... Aquí no caben dos partidos. Insisto en un partido de centro derecha, en una coalición de centro derecha, pero volcada al centro no a la derecha. Este país sigue siendo de centro. Lo cual impide una refundación de tres. Vox no está invitado a esta fiesta.

La mayoría de los votantes de Vox nos han abandonado por lo que han entendido que era una respuesta débil al golpe de Estado en Cataluña. Cuando se convenzan de que el PP es el único que puede defender realmente la unidad de España regresarán a nuestras filas. Y sus militantes serán más que bienvenidos.

Con Vox se puede pactar en el ámbito local y autonómico y en aquellos aspectos que afecta a la unidad de España. Pero  es muy complicado en algunos de los valores que defiende el PP.

-¿Y en caso de Pablo Casado?

Casado, en ningún caso va a favorecer la investidura de Sánchez. Sí ha ofrecido unos pactos de Estado para dar estabilidad al país, pero a partir de ahí con la responsabilidad del gobierno corresponde exclusivamente a Sánchez al cual habrá que pedirle cuentas.

En eso tiene que hacer algo muy parecido a lo que hizo el Partido Socialista en la etapa final de la Unión de Centro Democrático: Prestar todo tipo de apoyos, pactos de estado... pero sin responsabilizarse si las cosas van mal.  Y eso es exactamente lo que ocurrió después del golpe de Estado. Felipe González con alfombra roja a Calvo Sotelo en todos los temas y al final sustituye a la Unión de Centro Democrático en su totalidad.

Eso es lo que va a hacer Casado. No nos van a acusar de obstaculizar en los temas que afectan a España. Ahora, una vez dicho eso, 'habrá que ver como lo administra usted'. Sería absurdo favorecer una investidura de Sánchez para que gobernarse con unas políticas de Podemos. Sería complementamente absurdo y como nadie se fía de Sánchez en el PP ...

En el PPCV  haría un gran congreso de reflexión en el que se decidiría cuáles son los equipos para llevar ese nuevo programa.

-Usted insiste en que ejerce de  eurodiputado valenciano. ¿Cómo ve el futuro del PPCV y el de su líder Isabel Bonig?

Habrá que esperar a que se despejen todas estas incógnitas nacionales, pero al final hay que hacer una reflexión y diseñar una estrategia en ese nuevo escenario. A partir de ahí yo sí haría un gran congreso de reflexión y decidiría cuáles son los equipos para llevar ese nuevo programa. Aquí ha cambiado todo. Se ha renovado los diputados, los senadores y el partido en todos los niveles. Eso exige una redefinición y mucho más cuando insisto estamos en una época política distinta y cada época exige un vestuario diferente. No puede hacer de Hamlet vestido del flautista Hamelín.

Comenta esta noticia
Update CMP