17 de octubre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El nieto de don Juan Carlos y doña Sofía la lía con su nueva y polémica afición

Froilán ocupa y preocupa a su familia

Froilán ocupa y preocupa a su familia

Froilán prometió a sus padres que se aplicaría en los estudios si lo dejaban volver a Madrid. Pues bien, el joven sigue en su línea, con apatía a los libros y gusto por las salidas nocturnas

El nieto mayor de los reyes eméritos sigue dando que hablar. Si este año prometió a sus padres que se portaría bien si le dejaban estudiar en Madrid, una vez conseguido su propósito, hace de su capa un sayo. Y es que Froilán sigue dando muestras de quererse beber la noche a grandes sorbos. Recién estrenada la adolescencia, trascendió su gusto por las discotecas. Tanto que no dudó en ejercer de relaciones públicas de una en concreto a la que intentaba atraer a sus amistades. Vendía entradas para las veladas que se celebraban en el local por la tarde, las destinadas a menores de edad.

Pues bien, Froilán parece nacido para estar bajo los focos, no los que le corresponden por sus orígenes, sino por los de las luces de las cabinas donde pinchan los DJ. En una de ellas se le vio el pasado jueves. Concretamente, la de BoomRoom. Parecía animado y en su salsa ejerciendo de pinchadiscos. Sin duda, le va, nada que ver con los estudios, que los tiene atravesados. No va demasiado bien. Y eso que está en una institución donde diseñan planes a medida para cada alumno.

Lo cierto es que la infanta Elena y Jaime de Marichalar están ocupados y preocupados por su hijo mayor. Creyeron que Madrid le sentaría bien y se aplicaría en los estudios universitarios. Estaban convencidos que se equivocaron cuando decidieron mandarlo a Estados Unidos por lo mucho que acusó la lejanía. Sin embargo, visto lo visto, lo de Froilán no es cuestión de kilómetros, sino de apatía hacia los libros. Prefiere el ocio a la obligación, y, claro, eso es difícil de reconducir.

Froilán ha salido muy Borbón. Al igual que su abuelo, el rey emérito, gusta de las amistades femeninas. Una de las últimas que ha trascendido es la que mantiene con Alba, hija de Manuel Díaz y Vicky Martín Berrocal. Ambos cursan estudios en el CIS y allí se ven, también fuera del centro, lo que ha dado que hablar. La madre de Alba, Vicky, ya conoce a Froilán y tiene la mejor opinión de él. Eso sí, resalta su toque “canalla”: “Yo te puedo decir que me encantó, que es un chico divertido, un chico normal... Me pareció educado, con ese puntillo canalla, ¿no? Rebelde. Tú sabes, tiene 19 años. Me pareció un chico bien. Oye, te estoy hablando que de que le conozco de 10 minutos, pero es la sensación que me llevo. Me parece un chico de su edad”, ha explicado a LOC.

Comenta esta noticia
Update CMP