22 de agosto de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pantoja toma medidas drásticas para evitar que su hija gane dinero a su costa

Pantoja se planta con su hija

Pantoja se planta con su hija

Isabel Pantoja ha tenido un fin de semana horribilis. Para empezar, el fallecimiento de su fan número 1 en Canarias. Rosa, como así se llamaba la víctima, perdió la vida mientras esperaba para entrar al recinto a ver el show de la tonadillera. Se sintió mal e intentaron reanimarla, sin éxito. A la cantante le pilló la triste noticia sobre el escenario y quiso pronunciar unas emotivas palabras.

El viernes empezó complicado para Isabel. Estaba en Gran Canaria preparando su concierto cuando se enteró, a la vez que el resto del mundo, que su hija iba al Deluxe. Se quedó noqueada al escuchar los impactantes titulares que ofreció. Entre otras cosas, arremetió duramente contra ella diciendo: “No atiende a razones. Está acostumbrada a que todo el mundo le siga la corriente”. También le recriminó el hecho de que jamás la hubiera antepuesto a su tío y su abuela.

Y  fue cuando Chabelita hizo referencia a Agustín y doña Ana que la artista montó en cólera. Si algo no tolera Isabel es que se hable mal de su hermano y su madre, dos puntales imprescindibles en su vida. En ellos siempre ha encontrado refugio. De ahí que al ver las intenciones de Isa, se propusiera aplicarle un correctivo para disuadirla. Tenía claro que si se pasaba, tomaría medidas legales para frenarle los pies, tal como anunció la periodista Joana Morillas en Cazamariposas.

Tal como pudo comprobarse, la Isa Pantoja que acudió al Deluxe no era ni sombra de la mujer que había pronunciado las impactantes palabras que sirvieron como cebo a su intervención. Ni tan siquiera desmintió la información sobre la demanda de su madre. Chabelita conoce bien a su progenitora y sabe que es capaz de eso. Hasta ahora, le ha consentido mucho. Sin embargo, por ahí no traga.

Si algo ha molestado siempre a Isabel es que la gente acuda a los medios a hablar de ella, de ahí que muchos de sus antiguos amigos ya no lo sean. Desea poder explayarse tranquilamente cuando está en la privacidad de su casa. Esto es lo que motivó que no dejara que Alberto Isla fuera en Navidad a Cantora. Teme que el chico repita su comportamiento, de sentarse en un plató y hablar de los Pantoja, como ya ocurrió antaño. Lo cierto es que no confía la tonadillera en que la relación de su hija y Alberto sea duradera y  de ahí la medida.

Hasta ahora, Isabel Pantoja creía que su hija tenía un límite. Sin embargo, al escuchar lo que larga sobre la familia, ha cambiado de opinión. De momento, no desea que vuelva a pisar por Cantora. Al menos no hasta que haya mantenido una seria conversación con ella en la que quiere dejarle las cosas muy claras. Tiene que mantenerse por sí misma y no a costa de ella. A eso no está dispuesta la tonadillera. Ciertamente, se comprende. ¿Dónde quedó aquella niña que nos vendieron como una gran estudiante, que hablaba varios idiomas y que quería ir a la universidad? ¿O todo era un bluf?

Comenta esta noticia
Update CMP