17 de enero de 2018 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El peor momento de Belén Esteban: la relación con Miguel hace aguas

El annus horribilis de la Esteban

El annus horribilis de la Esteban

La rubia ha empezado el año con mal pie. Su mundo está patas arribas. La relación con Miguel está en crisis y ya no cotiza al alza en Sálvame. Piedras en el camino que hacen daño a Belén.

Belén Esteban no ha empezado el año con buen pie. Esta semana, Lecturas anunciaba que las cosas se le habían puesto complicadas en Telecinco. Tiene que renovar contrato con La fábrica de la tele pero la oferta no es de su agrado. Se trata de una drástica reducción de sueldo basada en su actual situación.

Es innegable que el tirón mediático de la rubia hace tiempo se vio reducido. Tan solo hay que comprobar que sus últimas intervenciones en el Deluxe no han funcionado. Así las cosas, desde el programa no han tenido más remedio que apearla de la última silla y pasarla a la franja de medianoche.

Quienes conocen a Belén aseguran que está destrozada. Durante años, ha vivido en una nube de algodones donde nadie le tosía. Sin embargo, ahora que ya no goza del apoyo del público, su situación ha cambiado drásticamente. Algo que lleva muy mal pues creyó que sería la niña mimada de su productora per saecula, saeculorum.

Las cosas se están complicando para la rubia, que lleva desde el 31 de enero sin pisar el plató de Sálvame. Desde la producción del programa aseguran no tener noticias de ella. Se ignora completamente quién la asesora en este punto. No obstante, no es bueno tensar la cuerda demasiado ya que podrían prescindir de ella para siempre.

Y como no hay una sin dos, desde Esdiario hemos podido saber que la relación de la Esteban con su novio hace aguas. La pareja está crisis por motivos de los que ya se habló en el pasado. Esto hace que ella esté sin ánimo para nada ya que Miguel se había convertido en su roca.

Si hay algo que acuse Belén son las crisis sentimentales. Entra en un profundo decaimiento y no puede ni dar un paso. Entre esto y que en Telecinco ya no la quieren, ha tocado fondo. También le están pasando factura los requerimientos de su hija, que le ha pedido que no la mencione en público ya que la fama no le interesa lo más mínimo. Fin de ciclo, o tal parece.

 

 

Comenta esta noticia