15 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Chaves y Griñán no saben qué decir con el escándalo de los puticlubs de la Junta

Manuel Chaves en la comisión de investigación que abandonó posteriormente

Manuel Chaves en la comisión de investigación que abandonó posteriormente

La comisión de investigación sobre la FAFFE ha arrancado con la espantada de Chaves y la ausencia de los expresidentes Griñán y Susana Díaz y de la ministra María Jesús Montero.

Los expresidentes de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves y José Antonio Griñán, no han dado ninguna explicación ante la comisión de investigación sobre la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (FAFFE), el chiringuito público desde el que se gastaron miles de euros en prostíbulos y en el que se colocaron a decenas de personas próximas al PSOE.

De hecho, Manuel Chaves ha dado un portazo y ha decidido marcharse sin dar explicación alguna, argumentando que esta comisión de investigación que pretende esclarecer cómo ha sido posible que se tejiera semejante red clientelar en la Junta de Andalucía, se trataba más bien de un "acto de campaña electoral" convocado por parte de determinados partidos políticos y que se estaba vulnerando la "neutralidad" que debe tener la Cámara autonómica en un periodo electoral. 

 El presidente de la comisión de investigación, Enrique Moreno (Cs), le pidió insistentemente que permaneciera, si bien el expresidente ha recalcado que se iba porque consideraba que las preguntas que le iban a formular los grupos podían "violentar sus derechos".

Tras expresar Chaves su intención de abandonar la sala, Moreno le reclamó que se mantuviera en ella afirmando que tenía que respetar a esta comisión y el Reglamento: "Tiene el deber y la obligación legal de comparecer".

En un tenso rifirrafe con el expresidente, que insistía en su intención de marcharse, Moreno ha expresado que acataba y respetaba el derecho de Chaves a no declarar, pero que debían seguir en la comisión y que iba a pedir a los portavoces de los grupos que no violentaran sus derechos.

En algún momento de su rifirrafe con Chaves, al que llegó a cortar el micrófono para que no siguiera hablando, Moreno dijo al expresidente: "Entiendo que haga las manifestaciones que ha hecho porque no quiere venir aquí o eso es lo que aparenta".

Griñán, Díaz y Montero no han acudido al Parlamento

Por su parte, quienes ni siquiera han acudido al Parlamento andaluz han sido los expresidentes José Antonio Griñán y Susana Díaz, y la actual ministra de Hacienda y exconsejera del ramo, María Jesús Montero. Los tres han comunicado por escrito su ausencia.

Mientras no ha trascendido el contenido de los escritos que han registrado Díaz y Griñán, la ministra para justificar su ausencia ha argumentado dictámenes del Consejo de Estado que recogen que miembros del Ejecutivo central no están obligados a comparecer en órganos autonómicos al no ser de su competencia.

Miles de euros despilfarrados en prostíbulos

El escándalo de la FAFFE apunta al gasto de al menos 31.000 euros en locales de prostitución por parte de altos cargos de la Junta de Andalucía y viene a sumarse a la ristra de problemas judiciales del PSOE en la región.

El gasto en prostitutas con una tarjeta black card es el corolario de más de tres décadas de abusos cometidos en la Junta, resumidos en el procesamiento de sus dos últimos expresidentes y mentores de Susana Díaz, Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Aunque en un principio se citó la cantidad de 15.000 euros de juergas por este concepto, la Guardia Civil elevó en su atestado la cantidad a al menos 31.000 euros, y eso sin conocer el global de los movimientos de caja y tarjetas desarrollado durante largos años en una fundación clientelar que ya ha tenido que cerrar. 

Comenta esta noticia