21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bildu confirma el "navarrazo" a favor del PSOE que Sánchez negó ofendido

Lo impensable va a suceder: una socialista presidirá navarra gracias a los votos de la heredera de Batasuna. Algo que hace nada ofendía a Pedro Sánchez ya está hecho.

María Chivite será la próxima presidente de Navarra. Y alcanzará ese puesto gracias a Bildu, que en una decisión firme ya investirá a la dirigente socialista prestándole la abstención de cinco de sus siete diputados en el Parlamento Foral.

Eso ocurrirá este viernes, tras una primera jornada de investidura el jueves que servirá para demostrar hasta qué punto el PSOE le deberá todo al partido deudor de Batasuna: este jueves se opondrá, para recalcar al día siguiente, de manera rotunda, que la dirigente socialista no va a suceder a Uxúe Barcos por los votos mayoritarios de los navarros, sino por la abstención de sus diputados, que es un sí a efectos prácticos.

 

Lo curioso es que el pacto tácito entre el PSOE y Bildu llega después de que dos pesos pesados del PSOE y el Gobierno, José Luis Ábalos y Carmen Calvo, negaran tajantemente que su partido estaba dispuesto a beneficiarse por acción u omisión de Bildu, tal y como al final ha ocurrido.

Los socialistas sacaron solo 11 diputados en las Elecciones Autonómicas en Navarra el pasado 26M,  ocho menos que la agrupación de UPN, PP y Cs llamada Navarra Suma, a la que le hubiera bastado para gobernar con que el PSOE no forzara su investidura a sabiendas de que solo prosperaría gracias a Bildu.

Lo que Sánchez exige a PP y Cs para su propia investidura ha sido, casi con exactitud, lo que él mismo ha evitado en Navarra, rompiendo décadas de veto dentro del PSOE a cualquier tipo de acuerdo con Bildu. El propio dirigente socialista, en 2016, se ofendió públicamente de que el periodista Cake Minuesa le preguntara por sus posibles acercamientos a Bildu, en un vídeo que ahora cobra especial actualidad:

 

 

asd

Comenta esta noticia
Update CMP