19 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Hamilton restablece el orden

Lewis Hamilton ha ganado en el GP de Estiria, segunda carrera de temporada, disputada también en el circuito austriaco de Red Bull. Sainz arrancó tercero, pero tuvo un día malo y concluyó noveno.

Hamilton ganó el GP de Estiria, segunda prueba del campeonato del mundo de Fórmula 1, en una carrera que dominó de cabo a rabo, sin tener el menor problema durante el transcurso de la prueba: el hexacampeón del mundo restableció el orden natural tras su cuarto puesto de la semana pasada. Carlos Sainz, que arrancaba tercero, vivió un día tormentoso: un mal pitstop y diversos problemas en su monoplaza papaya le hicieron acabar noveno, aunque con la vuelta rápida de carrera. Bottas fue segundo y Verstappen, tercero, en un Gran Premio en el que sólo algunos duelos en las últimas cinco vueltas impidieron que fuera una procesión.

Carlos Sainz tuvo un mal día en la oficina, aunque no por su culpa. El madrileño salió como un disparo y amenazó el segundo puesto de Verstappen en las tres primeras curvas antes de que la realidad le devolviera a su posición real: el McLaren de Bottas y el Red Bull de Albon, mucho más rápidos, le condenaron al quinto puesto, donde el hijo del Matador se afianzó manteniendo a raya a los dos Renault y a los dos Racing Point. Hasta que llegó el momento de la parada.

https://twitter.com/McLarenF1/status/1282312429012230145

Porque el neumático medio trasero izquierdo no terminaba de encajar, y el pitstop se prolongó durante siete interminables segundos. Sainz perdió tres posiciones, de quinto a octavo, y su carrera a la contra y de intentar pescar un podio terminó ahí. Para colmo, en la vuelta a pista Sainz comenzó a quejarse de vibraciones en su monoplaza y de problemas con la batería, y el ritmo no volvió a ser el mismo que con el neumático blando, perdiendo posición también con su compañero, Lando Norris, a quien tuvo que dejar pasar para facilitar el sexto puesto del británico tras unas dos ultimas vueltas en las que adelantó a Ricciardo, Stroll y Pérez.

Un ejemplo más de que lo importante se cuece el domingo, pese a la magnifica tercera posición en la qualy. McLaren intentó resarcirle parándole a falta de tres vueltas para el final y montándole gomas blandas, para que intentara pescar el puntito de la vuelta rápida, algo que consiguió.

Los Renault respondieron a buen nivel: los de Enstone parece que han dado un buen paso adelante esta temporada, aunque la refrigeración sigue siendo un problema, y Ocon tuvo que abandonar de nuevo por esa misma avería. Algo en cualquier caso subsanable. Que el monoplaza amarillo y negro mantenga un buen nivel es una fantástica noticia para Fernando Alonso.

En el campeonato del mundo, Bottas mantiene el liderato por delante de Hamilton. Los Mercedes no tienen rival en el campeonato, dos victorias en la casa del segundo mejor monoplaza, Red Bull, para empezar el Mundial, pero la zona media es un hervidero donde cada palmo de asfalto se vende caro. Sólo falta que Ferrari, que vio cómo en la tercera curva Leclerc se llevaba puesto a Vettel por un error de pilotaje impropio del monegasco, se una a la fiesta. Tal vez en Hungría, el próximo fin de semana…

Comenta esta noticia