14 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

ABC hunde a La Sexta y a Évole: "follonero de la cloaca de la extrema izquierda"

Jordi Évole, en La Sexta.

Jordi Évole, en La Sexta.

El columnista Hermann Tertsch critica a quienes han arremetido contra a la Justicia tras el fallo del juicio a La Manada porque "víctimas y 'Manada' dan igual, el objetivo es la judicatura".

La polémica por la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra en el juicio por la agresión sexual a una joven por parte del grupo de amigos sevillanos autodenominados La Manada sigue de plena actualidad. Las reacciones de rechazo, además de las manifestaciones que se han registrado en distintos puntos de España, están afectando de lleno a la Justicia más allá del tribunal responsable de la sentencia.

Precisamente sobre los reiterados ataques a la judicatura escribe este domingo en ABC su columnista Hermann Tertsch, que bajo el título de A por ellos introduce un nuevo elemento para el debate: "víctimas y Manada dan igual, el objetivo es la judicatura". 

En este sentido, Tertsch es especialmente duro con La Sexta y uno de sus presentadores estrellas, Jordi Évole. El columnista comienza diciendo que "es la hora estelar de los linchadores. 'La manada judicial' dictaba Jordi Évole, ese follonero de la cloaca de la extrema izquierda hoy un referente en ciertos sectores de la sociedad española gracias al Gobierno del PP. Nadie crea por tanto que aquí se trata de hacer justicia con nada ni nadie. Se moviliza para destruir a la judicatura en el grado de independencia y resistencia a la avalancha ideológica que busca someter a la sociedad entera. Lo terrible es comprobar la poca resistencia que encuentran por la falta de criterio de la sociedad débil y maltrecha".

La independencia judicial puede frenar al frente de izquierdismo y separatismo que intenta destruir España

Y extiende las críticas: Por no hablar de unas clases política y periodística depravadas hasta la náusea que compiten por adherirse la jauría. Imaginen que la chica fuera la mujer de un guardia civil y los cinco borrachos agresores, miembros de la chozna de fiestas de ETA/Bildu. ¿Cuántos habrían salido a la calle contra una sentencia que no han leído, sobre unas pruebas y un vídeo que no han visto y un juicio que desconocen? Se trata, ya lo dice Évole, de los jueces. Que tienen la manía de pedir pruebas. Y eso se tiene que acabar. Tienen que empezar a regirse por lo que siente y pide el pueblo. Ya se encargarán Évole, Otegui, Iglesias y otros amigos en transmitir a los jueces qué se espera de ellos.

Y concluye en la verdadera intención de las críticas: "es la hora estelar de los linchadores. Y tienen el caso perfecto. La denunciante y víctima es una mujer frágil, la hija que todos tenemos o podríamos tener. Los condenados son cinco hombres de mala calaña y hábitos despreciables. Y han acabado siendo personajes ideales para una función en la que, culpables o no culpables de una cosa u otra, cumplen una función perfecta. El asalto a la independencia judicial con el ataque masivo a la presunción de inocencia. La independencia judicial puede frenar al frente de izquierdismo y separatismo que intenta destruir España. Y dejar en ridículo a golpistas y también a gobiernos con apetencias de complicidad por sobrevivir. Los jueces son, en un país sin gobierno y con una rebelión regional, el único dique de defensa de la Constitución, de la libertad y de lo que queda de estado de derecho. A por ellos van".

Comenta esta noticia
Update CMP