21 de enero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Montero "coloca" a una feminista radical que aboga porque todas sean lesbianas

Beatriz Gimeno estará al frente del Instituto de la Mujer tras su nombramiento por parte de Irene Montero y sostiene unas teorías extremistas sobre la heterosexualidad y la maternidad.

La nueva directora del Intituto de la Mujer, Beatriz Gimeno, nombrada por la Ministra de Igualdad, Irene Montero, hace tan solo unos días es conocida por su feminismo radical y su defensa de los derechos LGTBI. Sin embargo, sus postulados, en algunas ocasiones bordean el delirio llegando a afirmar que la "heterosexualidad obligatoria es una herramienta del patriarcado para poner a las mujeres en una posición subordinada respecto a los hombres".

De hecho, en la sinopsis de su libro Historia y análisis político del lesbianismo, publicada en su web, asegura que "la imposición de la heterosexualidad definió la situación de las mujeres lesbianas, desde el lesbian chic de los años 20 hasta los modelos butch y femme. Así, la autora sostiene que las mujeres han buscado siempre un lugar de libertad y autonomía frente al patriarcado, un espacio configurado como el de la mujer libre que busca la manera de ser dueña de su destino y que, en tanto se trata de una opción liberadora, puede resultar deseable".

Además, sostiene en una entrevista que "el feminismo lucha con denuedo para limitar los daños que la heterosexualidad provoca en las mujeres, lucha por el derecho al aborto, pero no enseña a las mujeres que el mejor método anticonceptivo, el menos dañino para ellas, es no practicar el coito", a lo que añade que "se nos enseña cómo limitar los problemas de salud física y mental, económicos, políticos y personales, pero nada se nos dice de que estos problemas también podrían ser combatidos viviendo un estilo de vida lesbiano".

 De hecho, insiste en que "la verdad es que las mujeres sí tienen mucho que ganar si eligen el lesbianismo como opción sexual" porque considera que "el lesbianismo es y ha sido a lo largo de la historia una vía de escape para muchas mujeres".

Contra la lactancia

Pero en sus libros y en sus discursos no solo habla de homosexualidad, sino que también ofrece sus propias teorías sobre la maternidad y la lactancia, considerando este acto como una decisión cultural y por tanto, política.

 

 

De hecho, asegura que desde la OMS se fomenta la lactancia porque "en las sociedades médicas y científicas internacionales se ha producido una lucha política, como la que se pudo producir para despatologizar la homosexualidad o la transexualidad: son luchas ideológicas que se dan dentro de estas organizaciones".

Y es que, desde su punto de vista "hay un interés de la derecha reaccionaria, que surge en los ochenta, y que tiene una idea sobre la familia y las mujeres que va en sentido de que las mujeres deben volver a casa y dedicarse a la crianza", de manera que la lactancia es "una preocupación de blancas ricas", sentencia.

Comenta esta noticia
Update CMP