01 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Messi se harta y amenaza con dejar el Barça en un año

Según avanzó anoche la Cadena SER, Leo Messi, harto de la directiva del Barça, podría haber decidido parar las negociaciones para su renovación y marcharse el próximo mes de junio.

Terremoto en el Barcelona. Messi ha dicho basta, se ha hartado y podría plantearse dejar el Fútbol Club Barcelona cuando concluya su actual contrato, es decir, el 30 de junio de 2021. Según avanzó anoche la Cadena Ser, el astro argentino habría dado órdenes para que las conversaciones para renovar, que ya habían comenzado, se detengan de manera concluyente.

No está siendo un año fácil para Messi ni para el Barça. Los disgustos previos de Roma y Liverpool se taparon con los títulos de Liga, pero el argentino no es muy capaz de entender cómo se puede retirar habiendo ganado "únicamente" cuatro Champions, la primera cuando ni siquiera había cumplido los 19 años y sin jugar. Es más, es complicado comprender cómo en la presente década solo ha podido levantar dos orejonas siendo, como es, el mejor jugador del mundo, y con el Real Madrid de Cristiano duplicando esa cifra.

El asunto es que Messi está completamente harto de que se le otorguen responsabilidades que él no tiene, que se diga que solo estará contento cuando regrese su amigo Neymar y que no parará hasta que Griezmann, como ya sucedió con otros delanteros anteriormente, tenga que hacer las maletas y volverse por donde vino.

Tampoco está contento, obviamente, con la deriva de la actual directiva blaugrana. Además de los líos que mantienen fuera del campo, en el césped la cosa no va mucho mejor. Messi no entendió por qué se cesó a Valverde y es evidente que no ha hecho buenas amigas ni con Setién ni, especialmente, con su segundo, Eder Sarabia, pese a las flores que lanzaron al argentino desde que llegaron.

Messi cobra una ficha cercana a los 60 millones de euros cada temporada, lo que supone cerca del doble para las arcas blaugranas. Y ahora parece que se quiere ir el año que viene. Esperará, también, a que el club convoque elecciones, lo tiene que hacer antes de un año, para ver quién sucede al fracasado Bartomeu. Si el nuevo proyecto le convence Messi seguirá, si no, el Barça podrá empezar a acometer esa renovación que, con la inmensa carga salarial del argentino, nunca podrá ser una realidad.

Por supuesto, y como no podía ser de otra manera, en el club se hacen los locos y aseguran no ser conscientes de la deriva que ha tomado su relación con Messi. Será cuestión de tiempo, aunque es complicado imaginarse a un Barça sin el argentino y a Messi vistiendo otra camiseta que no sea la blaugrana.

Comenta esta noticia
Update CMP