21 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Susana Díaz acude a la fuerza al Senado a dar explicaciones por sus escándalos

La candidata andaluza del PSOE, desaparecida y muda, se enfrenta a una tortura en el Senado por el papel de su partido en una ristra interminable de escándalos durante décadas.

Susana Díaz está desaparecida, con una precampaña de perfil muy bajo, callada ante el conflicto catalán y rodeada de escándalos y juicios pendientes que tal vez explique su actitud mustia. Y eso se agrava en estas horas, pues la presidenta andaluza ya debe estar sufriendo pesadillas con la cita que tiene este jueves en el Senado.

Tratará de disparar al PP con todo lo que pueda, pero sabe que le van a hacer cargar sobre sus espaldas todos los casos de corrupción del socialismo en Andalucía de las últimas décadas. Y puede pasarle factura.

 

Aunque estuvo a punto de incluso de mover la fecha de las elecciones para tratar de sortear esta  comparecencia ante la Comisión de investigación de la financiación de partidos, lo que da idea de la seriedad con la que se la toma, Susana Díaz mantiene la esperanza de salir con los menos daños posibles de su paso por la Cámara Alta.

Y a tal fin intentará neutralizar el ataque del PP articula contra ella, basado en tratar de castigarla principalmente con el caso de los ERE, el fraude de los cursos de formación, y seguro que también saldrán los pagos con tarjetas de la Junta de Andalucía de prostíbulos

El escándalo de los ERE

Díaz procurará desmontar a los populares con una estrategia consistente en “cuestionar” su presencia en el Senado, pero dudosamente lo logrará. Dado que el escándalo de los ERE no sirvió a la financiación del PSOE-A según los socialistas, , la presidenta de la Junta se acogerá al argumento de que ella no ha de dar ninguna explicación y se pondrá de víctima, pues el caso ya está en manos de la Justicia. Un objetivo casi imposible de lograr, pues más allá de precisiones legales Díaz lleva dos décadas ubicada en el epicentro del PSOE andaluz y sus rivales lo saben

Recientemente, la fiscalía Anticorrupción ratificó las acusaciones que formuló contra Manuel Chaves y José Antonio Griñán - ambos pendientes también de comparecer este mes de noviembre, los días 15 y 22 respectivamente, ante la misma Comisión en la Cámara Alta -, además de una veintena de ex altos cargos de la Junta de Andalucía, entre los que figuran Magdalena Álvarez y Gaspar Zarrías, por su responsabilidad en la creación y mantenimiento del sistema de los ERE. Esto es, el reparto entre 2001 y 2010 de unos 850 millones de euros sin control y al margen de la ley.

 

En ningún caso puede esperarse en la Cámara Alta atisbo alguno de autocrítica por parte de la baronesa socialista, a pesar de haber ocupado cargos de relevancia antes de alcanzar la presidencia del Gobierno andaluz, en una comparecencia sin duda preparada de manera muy minuciosa con estrechos colaboradores y en la que cabe incluso que apuntale un relato sobre una supuesta manipulación de los casos, algo que tampoco colará fácilmente 

El futuro de Susana Díaz y sus posibilidades para permanecer como presidenta de nuevo dependen básicamente de la delantera que tome de sus rivales, que en el caso del PP y Ciudadanos ya acarician la mayoría absoluta. Y es que  perspectiva de tener que pactar con Adelante Andalucía de Teresa Rodríguez también provoca sudores fríos entre el ‘Susanismo’. 

Comenta esta noticia
Update CMP