28 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Toyota tiene que ralentizar sus fábricas por el coronavirus

El Grupo Toyota se ha visto obligado a aplazar varios días la reapertura de sus fábricas en China por el efecto del coronavirus, que está provocando una crisis nacional en el país asiático.

Hasta el 10 de febrero, el grupo Toyota va a tener que esperar para revisar la situación y ver cuándo podrá recuperar sus operaciones en China. Las doce fábricas que tiene en China están cerradas actualmente debido a las festividades del Año Nuevo y estaba programado que volvieran al trabajo a comienzos de febrero.

Sin embargo, una portavoz de la firma dijo que, por diversos factores, incluyendo las directrices de gobiernos locales y regionales, su reapertura queda en suspenso por lo menos hasta el 9 de febrero. "Revisaremos la situación y tomaremos más decisiones sobre las operaciones a partir del 10 de febrero", agregó la portavoz.

La medida se conoce en medio del brote de coronavirus que surgió en la ciudad de Wuhan y que ha implicado la paralización de las actividades de algunas empresas niponas que operan en China y la evacuación de centenares de japoneses que residen en ese país.

Empiezan a escasear las piezas

La portavoz no citó expresamente el caso del brote de coronavirus, pero apuntó que además de las razones indicadas, la decisión de aplazar la reapertura de las operaciones tiene en cuenta el suministro de piezas para sus fábricas en China. De las doce plantas que tiene Toyota en China, cuatro son de ensamblaje y ocho producen piezas o componentes para los vehículos.

El anuncio de Toyota se suma a la decisión de Honda de aplazar también la reapertura de las operaciones de sus fábricas de motocicletas en China, que tenía programada para este jueves, tras las festividades del Año Nuevo.

Comenta esta noticia
Update CMP