03 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ortega Smith desata una tormenta política por negarse a condenar al franquismo

Ortega Smith, la semana pasada en TVE

Ortega Smith, la semana pasada en TVE

El dirigente de VOX anuncia que, si se sigue con el revisionismo, su partido pedirá que se investigue Paracuellos, las checas y los asesinatos de religiosos.

Hace poco más de una semana, Javier Ortega Smith ya generó una gran controversia al asegurar, en una entrevista en TVE, que con Franco "había Elecciones en España". Y en las últimas horas ha aumentado la polémica al ir aún más lejos y negarse a condenar al franquismo, en otra entrevista con la Agencia Europa Press.

Sus apalabras exactas han sido éstas: "No, yo no condeno expresamente el franquismo. Como no condeno ni aplaudo ninguna parte de la historia de España. Qué es eso de condenar una parte de la historia como si hubiera un tribunal de la censura o un gran hermano que decide".

El diputado de Vox y portavoz en el Ayuntamiento de Madrid cree que cada ciudadano podrá tener "su opinión" personal sobre los acontecimientos históricos e incluso reconocer "luces y sombras". "Por ejemplo en el franquismo no todo era negro ni todo blanco", sostiene apuntando el "resurgimiento" económico del país tras la Guerra Civil o la red de pantanos y carreteras.

 

A su juicio, esto solo se puede negar "si eres un sectario". Y ha censurado que hoy en día haya muchos "adalides de la lucha antifranquista" que durante los años de dictadura "vivían del régimen" ellos o sus padres.

Par aumentar el incendio, Ortega Smith no ha dudado en ir todavía más lejos: "Si se quieren abrir heridas", Vox también pondrá sobre la mesa los hechos de Paracuellos, las checas de Madrid, la quema de iglesias o las violaciones de monjas, anticipó.

Sobre Companys

Y ya en combustión, Ortega Smith hizo una última reflexión: "¿Hablamos de esa triste historia?, ¿qué pretenden?, ¿volver a enfrentarnos?" . Pero si hay que hablar, si quieren que hablemos de historia, ahí están los datos", en referencia a las recientes retiradas de homenajes a los socialistas Largo Caballero e Indalecio Prieto.

O a otra figura histórica especialmente reivindicada por el independentismo catalán, el expresidente de la Generalitat, Lluís Companys, detenido por la República y fusilado ya con Franco: "Es un criminal que debería haber sido juzgado por genocidio; fue responsable de 8.500 fusilamientos, era un paranoico, un criminal de libro", ha sostenido.

Comenta esta noticia
Update CMP