22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Vergonzoso: esto hizo Podemos nada más entregar la Mesa del Parlament a ERC

Roger Torrent es felicitado por sus compañeros tras su elección.

Roger Torrent es felicitado por sus compañeros tras su elección.

Xavier Domènech y los demás diputados morados se han quitado la careta y han dejado claro de qué parte están. Pero no parece preocuparles lo más mínimo, a juzgar por estas imágenes.

El independentismo se ha hecho con la mayoría y el control de la Mesa del Parlament gracias a Podemos. Y ello después de que el sábado Pablo Iglesias reconociera ante su Consejo Ciudadano Estatal el fracaso de su estrategia en Cataluña.

Dado lo ajustado de la votación, el líder de Catalunya En Comú Podem, Xavier Domènech, y los otros siete diputados de la formación tenían en su mano la posibilidad de haber cambiado las tornas y convertido en presidente a José María Espejo-Saavedra, el candidato de Ciudadanos. Que fue el partido que ganó las elecciones del 21 de diciembre. 

Sin embargo, los morados optaron por un voto en blanco que, a la postre, entregó en bandeja la Presidencia a Roger Torrent, de Esquerra, para indignación de Inés Arrimadas y su partido. "Esto es por culpa de Podemos", dejó claro el diputado naranja en el Parlament Fernando de Páramo ante los micrófonos. Como también el propio Albert Rivera:

Domènech intentó vincular la abstención de su grupo a la "neutralidad" que los morados siempre han afirmado mantener en Cataluña: ni DUI ni 155. Sin embargo, no hay tal neutralidad, puesto que Catalunya En Comú Podem sabía que su abstención era justo lo que necesitaba el bloque independentista. 

No obstante a los socios de Iglesias no les preocupa lo más mínimo que la Mesa vuelva a estar en manos de quienes la pasada legislatura convirtieron el Parlament en su cortijo, ninguneando a los letrados y a los grupos de la oposición. Lo único que les preocupa es que, entre los siete miembros de esa nueva Mesa, sólo haya una mujer.

De hecho, la diputada Elisenda Alamany empleó su discurso ante el hemiciclo en denunciar eso, la falta de paridad, como colgó después su formación en Twitter. Ni una alusión a los recientes y constantes atropellos parlamentarios del independentismo.    

La propia Alamany no disimuló y aplaudió en el momento en que fue llamado a votar Oriol Junqueras y votó en su lugar la número dos de ERC, Marta Rovira. Y las cámaras la captaron.

Comenta esta noticia
Update CMP