29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La inversión en RSC y en medioambiente de las empresas se multiplica por 2,5

Impulsar un cambio histórico en nuestras economías es el objetivo que persiguen las principales compañías del Ibex35, que el año pasado destinaron más de 225 millones de sus recursos.

El objetivo es aumentar hasta los 360 millones€ para mediados de 2021, mediante un plan de acción basado en estimular la demanda a través de la gran empresa, pymes y alianzas de incubadoras y aceleradoras de emprendedores; la movilización de fondos públicos y filantrópicos, el impulso de la innovación social; y la generación de conocimiento académico sobre estas operaciones.

La inversión de impacto social y medioambiental positivo en España superó los 229 millones€ en 2019, lo que supone un crecimiento del 154% respecto a los 90 millones de euros del año anterior, según los datos de Spain NAB, el Consejo Asesor Nacional para la Inversión de Impacto.

El objetivo de la comunidad de impacto en España es aumentar el volumen de la inversión de impacto hasta un total de 360 millones para mediados de 2021, mediante un plan de acción con varias recomendaciones: estimular la demanda de capital de impacto a través de la gran empresa, de las pymes y de las alianzas de incubadoras y aceleradoras de emprendedores; la movilización de fondos públicos y filantrópicos que atraigan y catalicen inversión privada; la promoción de los contratos de impacto social para impulsar la innovación social; y la generación de conocimiento académico sobre esta corriente financiera.

Este tipo de inversión es una herramienta clave para movilizar el capital privado necesario para dar respuesta a los desafíos marcados por la Agenda 2030, y en todo el mundo, ha incrementado su tamaño a 715.000 millones de dólares (más de 602.000 millones de euros) en 2020.

Este crecimiento se enmarca en el contexto del primer aniversario de la adhesión de España al GSG (Global Steering Group for Impact Investment), una plataforma internacional nacida del G8 para impulsar la inversión de impacto a nivel internacional en la que actualmente están representados 32 países.

«Nuestro objetivo es impulsar un cambio histórico de nuestras economías incorporando el impacto en la toma de decisiones económicas y de inversión, en beneficio de las personas y el planeta», ha señalado el presidente de Spain NAB, Juan Bernal, que también es director general de CaixaBank Asset Management.

En esta dirección apunta un año más Iberdrola con su convocatoria de Ayudas Sociales para apoyar a colectivos vulnerables por la Covid-19 a la que destinará más de un millón de euros.  Los proyectos deberán centrarse en la lucha contra la pobreza infantil, la exclusión social, así como en la ayuda a la educación inclusiva, la salud y la mujer. Desde hace una década, la Fundación Iberdrola España ha impulsado más de 400 iniciativas y ayudado a un total de 375.000 personas en España.

 

Comenta esta noticia