21 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El interés personal y oculto de Pablo Iglesias en la crisis con Arabia Saudí

Pablo Iglesias durante uno de los múltiples programas de ha dedicado a Arabia Saudí.

Pablo Iglesias durante uno de los múltiples programas de ha dedicado a Arabia Saudí.

Podemos está presionando al PSOE para que suspenda la venta de armas al reino del Golfo, aunque de momento la Comisión de Defensa ha votado en contra. Su líder tiene mucho que ganar en esto.

"Quien haga política tiene que asumir cabalgar contradicciones y nosotros estamos dispuestos a cabalgarlas". Con ese desparpajo resumía Pablo Iglesias hace unos años por qué trabaja a sueldo del régimen de Irán.

Ni siquiera ahora que se pasea por España como vicepresidente sin cartera -hasta se ha comprado algunas americanas para las fotos- el líder de Podemos ha renunciado a presentar cada sábado su programa de debate en Hispan TV, Fort Apache.

Una actividad que el Congreso le autorizó compatibilizar con su escaño de diputado y que le reporta anualmente unos beneficios de en torno a 40.000 euros, según su propia declaración de bienes y rentas.

El régimen de los ayatolás siempre ha tratado bien a Iglesias, y es recíproco. En los lazos económicos y estratégicos de Iglesias con la teocracia que preside Hasan Rohani está la respuesta a la campaña de presión emprendida por Podemos para que Pedro Sánchez paralice la venta de armas a Arabia Saudí, el mayor enemigo de Irán. He ahí el quid de la cuestión. 

El asesinato del periodista opositor Jamal Khashoggi se lo ha puesto en bandeja a Iglesias para devolver al régimen iraní algunos de los favores prestados. De hecho este martes la Comisión de Defensa debatió sobre la suspensión de esas operaciones comerciales, pero a pesar de las indicaciones de Iglesias vía Twitter, el PSOE votó en contra junto con el PP, mientras que Ciudadanos se abstuvo.  

De hecho el portavoz del PSOE en dicha comisión, Antonio Gutiérrez, pidió "prudencia" al grupo parlamentario de Unidos Podemos porque en juego hay un contrato de cinco fragatas a Navantia por importe de 1.800 millones de euros. De ahí que el alcalde de Cádiz esté tan callado en toda esta polémica. 

En su programa de Fort Apache, el socio de Sánchez ha dedicado incontables minutos a Arabia Saudí, su relación con el terrorismo wahabita y la guerra de Yemen. Todo ello en beneficio de Irán. Tarea en la que ha tenido ayuda, por ejemplo, del ahora líder de Podemos en la ciudad de Madrid, el exJemad José Julio Rodríguez, tertuliano habitual en Fort Apache cuando se tocan esos temas.

 

Comenta esta noticia
Update CMP