01 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Jordi Évole pide el voto para la izquierda, pero desprecia a Sánchez sin piedad

El periodista de La Sexta ajusta cuentas con el PSOE en un artículo en La Vanguardia que habrá sentado en Moncloa como un tiro y bastante mejor en la sede de Podemos.

Jordi Évole, el humilde follonero de los programas de Andreu Buenafuente que se hizo célebre en La Sexta a golpe de exclusivas entrevistas tan sonoras como las del Papa,  Nicolás Maduro, eOriol Junqueras o el batasuno Arnaldo Otegi, está cabreado. Tan cabreado con esta nueva convocatoria electoral del 10-N que, pese a lo que tenía planeado desde hace meses, piensa acudir a las urnas.

Así lo ha anunciado el periodista, este sábado, jornada de reflexión,  en La Vanguardia, en una columna titulada Al final iré a votar, donde comienza haciendo una confidencia que deja en muy mal lugar al partido del candidato Pedro Sánchez:

"A mediados de junio, tuve una conversación informal con dos personas de la confianza de Pedro Sánchez. Acababan de celebrarse las elecciones europeas y estaban eufóricos. En un momento dado, les pregunté si ya tenían claro quiénes iban a ser los ministros, convencido de que habría gobierno de coalición con Unidas Podemos. Se miraron, sonrieron y me dijeron que por qué estaba tan seguro de que iba a haber gobierno. En un primer momento, pensé que me estaban vacilando, que estaban de cachondeo. Pero no, insistieron en la idea. 'Volver a celebrar elecciones no tiene por qué ser malo'".

 

Évole advirtió a sus interlocutores que forzar otras elecciones era una mala idea para la izquierda, dado que había sumado más que la derecha en los comicios del 28 de abril y repetirlas suponía jugar a la "ruleta rusa". "Pero nada, no se les borraba la sonrisa ni a mí la cara de susto. Fue en ese momento cuando les dije: 'Pues yo, como tantos otros, pasaré de ir a votar por primera vez en mi vida'", añade el ex presentador de Salvados.

A continuación, Évole comienza a lanzar ataques directos contra el PSOE y contra Pedro Sánchez. Del partido de Ferraz, opina que ha planeado una campaña "más pendiente de pescar votos de la derecha que de sus señas de identidad". Del presidente del Gobierno en funciones y candidato, destaca la intransigencia que aparenta frente a los independentistas, "aspirando a empatar con la dureza de la derecha".

Évole ignora si el cambio de táctica de Sánchez y del PSOE les funcionará para mejorar sus resultados en esta nueva jornada electoral. Pero a Évole no le acaba de entrar en la cabeza la jugada: " no acabo de entender que si en abril, con un discurso más conciliador, sacó unos notables resultados, ¿cómo es que ha cambiado la táctica ahora? ¿Con dos sistemas de juego tan distintos se puede ganar el mismo partido? Igual sí".

 

Contra "la extrema derecha"

Tal vez con ánimo de influir en sus reflexivos lectores, Évoles hace una invocación al espantajo de la "extrema derecha" para anunciar, a continuación que este 10-N votará contra ella y "contra los que pactan" con ella.

Évole, haciendo gala de la demagogia indepe que no entiende que en un Estado de derecho no cabe incumplir las leyes aunque no te gustan, apuesta asimismo por votar "por una solución dialogada" en Cataluña, frente a la "represión", en tan manoseado mantra de los secesionistas antidemócratas.

Por último, el periodista le arrea un zasca de órdago a Pedro Sánchez que, tras leer este artículo, no puede, desde luego esperar su voto: "Y votaré contra los que quieren que sigamos votando hasta que salga lo que ellos quieren. Contra los que creen que vivimos en una sociedad teledirigida, sin pensamiento crítico, donde se puede moldear nuestro voto a su antojo a base de hacernos votar cuatro veces en cuatro años. Si algunos ya tienen en mente otras elecciones –no lo descarten–, que sepan que somos unos cuantos los que seguiremos votando para no darles la razón".

 

Comenta esta noticia