23 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Susana Díaz humilla a Sánchez y arruina la fotografía que más buscaba Ferraz

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, este viernes en un acto en Jaén.

La presidenta de la Junta, Susana Díaz, este viernes en un acto en Jaén.

La "vieja guardia" no perdona el boicot de su líder a Elena Valenciano. Y la presidenta andaluza se suma a Felipe, Rubalcaba y Javier Fernández para "hundir" su iniciativa estrella.

Si la Escuela de Buen Gobierno del PSOE diseñada con mimo por Pedro Sánchez y su equipo, debía servir para la presentación en sociedad del nuevo socialismo y si la cita debía también escenificar la imagen del reencuentro entre los dos bandos enfrentados en los últimos tres años, todo eso ha saltado por los aires.

La heridas están reabiertas y así se han encargado de demostrarlo dos exsecretarios generales, Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba, y -este mismo viernes- la presidenta de la Junta de Andalucía Susana Díaz. Todos ello han decidido dar un comentado plantón a Sánchez para expresar que su liderazgo sigue igual de cuestionado que antes del 39 Congreso Federal. Un desaire al que se suma otro ilustre, el presidente de Asturias, Javier Fernández.

Con el boicot de Ferraz a Elena Valenciano como presidenta de los eurodiputados socialistas europeos y la polémica sobre la Prisión Permanente flotando en el ambiente, Díaz confirmó este viernes que no va a acudir a la conferencia que el PSOE celebra hasta el domingo en Madrid al tener cerrada en su agenda institucional un acto en Sevilla. Y para mayor claridad ha añadido que como más ayuda al PSOE "es haciendo mi trabajo".

De esta forma, la ausencia de Susana Díaz va a dejar este domingo a Guillermo Fernández Vara, Emiliano García Page y Javier Lambán como representantes de aquellos barones que descabalgaron a Sánchez de la Secretaría General.

Así se ha pronunciado Susana Díaz en Jaén, en declaraciones a los periodistas durante su visita a la quinta edición de la Feria de los Pueblos, donde ha explicado que su agenda institucional le impide asistir al encuentro de los socialistas en Madrid, cuyo fin es preparar a los cuadros del partido de cara a las próximas citas electorales. La excusa para plantar a Sánchez y su equipo, especialmente cuestionado en Andalucía por su apoyo a la derogación de la Prisión Permanente Revisable.

Zapatero y Sánchez este jueves, en la apertura de la Escuela de Buen Gobierno del PSOE.

 

"Como más ayudo al PSOE es haciendo mi trabajo y que el Gobierno de Andalucía demuestre que se gobierna de otra manera distinta a la derecha y tener la confianza de los ciudadanos", ha afirmado la jefa del Ejecutivo andaluz, que ha asegurado que está "volcadísima" en lograr esos objetivos.

De este modo, y tras insistir en que cumpliendo con su trabajo "es mejor la manera que tengo de ayudar a mis compañeros", Susana Díaz se ha mostrado convencida de que "ellos lo van a hacer bien en su escuela".  Un "su" que ha vuelto a agitar viejos fantasmas entre los principales dirigentes socialistas.

Lo resumía este mismo viernes otros histórico socialista, Javier Solana. "Siento tristeza cuando miro a España y a mi partido. No estoy contento con mi partido, vosotros tampoco lo estáis y tenemos que hacer lo posible porque todos estemos contentos", ha advertido precisamente en la Escuela de Buen Gobierno.

Comenta esta noticia
Update CMP