24 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Chelo García-Cortés, 25.000 euros y pruebas infames para derribar a Pasapalabra

Chelo García-Cortés

Chelo García-Cortés

La presentadora ha sido la primera participante de "Quiero dinero", el concurso endogámico de "Sálvame", pensado para exprimir a los tertulianos, al que se suma hoy Antonio David Flores.

 

 

Ya no saben qué hacer. Jorge Javier y su orquesta están de los nervios. Tanto que se han inventado un concurso, Quiero dinero, para competir con Roberto Leal. Un concurso pensado para tertulianos, endogámico (no se vayan a confundir), un concurso en el que el colaborador de turno, si quiere ganar dinero, debe superar una serie de pruebas… a cada cual más indigna.

La primera en participar ha sido Chelo García-Cortés, que en cinco días se ha embolsado 25.000 euros. Para conseguirlos, Chelo ha limpiado los baños de Telecinco, ha sido la diana de un lanzador de cuchillos, ha quemado una foto de su gran amiga Isabel Pantoja, ha dejado a Antonio Montero una semana sin sueldo y se ha quedado en bragas (literal) delante de toda la audiencia. "Que más me da. Si a mi edad estoy de buen ver". ¡Ah! Se me olvidaba. También ha sustituido a María Patiño como presentadora de Socialité.  

Chelo se plantó el martes por la tarde, en el instante en el que le pidieron que mostrara a la audiencia el estado de sus cuentas bancarias. "Por ahí no paso. Tengo los valores donde yo quiero y como yo quiero. Yo tenía claro que hoy iba a ser mi límite".

García-Cortés aceptó el reto de presentar Socialité por 1.500 euros. En el plató de Sálvame se lio parda

De su paso por este espacio bochornoso me quedo con el momento en el que García-Cortés aceptó el reto de presentar Socialité por 1.500 euros. En el plató de Sálvame se lio parda. ¡Menudo gallinero! A María Patiño se le hinchó la vena en el mismo instante en el que su compañera de plató asumía el desafío. Primero intentó disimular diciendo que aprovecharía para dormir y cuidarse. Jorge Javier, que cual las serpientes suelta veneno por el colmillo cada vez que se le da la oportunidad, insinuó la idea de meter una cámara en su casa mientras Chelo presentaba la edición del sábado. No le costó mucho al de Badalona que la gallega perdiera los papeles en directo. "Prueba superada", se diría para sus adentros.

"No porque me sentiría humillada, no quiero. A ningún presentador se le ha quitado nunca su trabajo, a no ser que lo hiciera mal. Chelo ha aceptado ese reto y no va a haber consecuencias, pero estoy jorobada". La Patiño se sentía ofendida, degradada y menospreciada en su profesionalidad. Querida mía, de compañera a compañera, esta profesión es lo más parecido a una noria, no me canso de decirlo. Hay que subir de la mano de la humildad y cuando vamos de bajada, hacerlo aferrados a la fortaleza. El problema surge cuando nos sujetamos al ego, cuando nos dejamos dominar por el narcisismo y nos consideramos la última Coca-Cola del desierto. El batacazo es sublime.

Chelo García-Cortés presentando

Nadie es insustituible (salvo los hijos). Ni en el amor, ni en el trabajo, ni en ningún sitio. Grábatelo a fuego. No eres la única a la que le han quitado un programa, a pesar de hacerlo bien (esa es tu opinión subjetiva) o de funcionar para la audiencia.

Así, sin bucear mucho, la primera que me viene a la cabeza es Toñi Moreno. ¿Acaso me vas a decir que no lo hacía bien en Viva la vida? ¿Ha sido su sustituta capaz de subir los datos tanto como para justificar el cambio? Pues va a ser que no.

Me acuerdo también del trasvase de presentadores de Telecinco a Cuatro y viceversa. Jorge Javier sustituyó a Jesús, (el Vázquez bueno) en Supervivientes, Jesús cogió el relevo de Pilar Rubio en OT (vale, esta decisión está bastante justificada. Hubo un tiempo que Pilar Rubio gafaba todo lo que tocaba o hacían que lo gafara). ¿Qué me dices de mi adorada Carlota Corredera, que sustituyó a Marta Torné al frente de Cámbiame?

Patiño aquí estamos de paso y en la tele más de paso todavía. Siéntete afortunada que a ti sólo te han robado un día de programa, no el programa entero. Cualquier día llega un rostro sorpresa y, a pesar de tu currículo y tu profesionalidad, te mandan a hacer mutis por el foro. De ahí la humidad que recomiendo. Cuantos más cadáveres dejemos a nuestro paso, la bajada será más complicada. Revisa 'Intimo y personal' de Jon Avnet. Robert Redford ofrece una pincelada maravillosa sobre cómo crear una estrella cuando la telegenia va implícita en la genética.

María Patiño

Yo te recomendaría que bajes los humos. Para colmo, Chelo, la veterana te ha metido un gol por la escuadra. Entraste en directo como Don erre que erre, manteniendo tu tesis, sin bajar la soberbia, pero la audiencia soberana se puso del lado de Chelo.

La presentadora cover (así llaman en los musicales a los suplentes) consiguió generar buenas cifras y protagonizar decenas de titulares. La emisión del pasado sábado se alzó con el tercer mejor dato de la temporada. Chelo sentó frente al sofá a 1.422.000 espectadores, lo que supone un fantástico 16,1% de cuota de pantalla. Lo que significa que Chelo se sube al podio de Socialité, por detrás de la emisión del sábado 10 y domingo día 11 de octubre donde el espacio marcó un 16,9% y 17,5% respectivamente. Al día siguiente, María Patiño logró marcar un aceptable 13,9% de share, con 1.569.000 espectadores.

Lo cierto es que Chelo no lo hizo nada mal. Lo que me lleva denunciar una constante en este país. Mientras el hombre envejece, la mujer desaparece en televisión. Hasta que no respetemos la veteranía, hasta que no aceptemos como normal a una presentadora de informativos con la edad de Matías Prats (68) no habremos alcanzado la igualdad.

No hay que ser un lince para saber que el concurso del rosco siempre va de menos a más

Perder Pasapalabra por una cabezonada le va a costar caro a Telecinco. Cierto es que la cosa no parecía tan grave al principio, Sálvame Tomate se estrenó con buenos datos de audiencia y lo de Pasapalabra parecía una anécdota en la historia de la cadena de la margarita. No hay que ser un lince para saber que el concurso del rosco siempre va de menos a más. Cuanto más bote, más audiencia y si al bote le añades un duelo de concursantes eterno, el minuto de oro está asegurado.

Así las cosas, mientras en Pasapalabra Pablo y Luis luchan hoy (miércoles 28 de octubre) por un rosco de 802.000 euros, en Sálvame Tomate parece que andan desesperados. Se veía venir. El liderazgo tránsfuga de Pasapalabra ha salpicado a la audiencia del informativo de Pedro Piqueras en beneficio del dirigido y presentado por Vicente Vallés. Por eso, Jorge Javier y su orquesta están de los nervios. Ayer se rindió Chelo, hoy le toca el turno a Antonio David Flores.

Comenta esta noticia
Update CMP