Marta Sánchez y su opinión exacta sobre la bandera de España: Fran Rivera flipa

Marta Sánchez y Fran Rivera.

Marta Sánchez y Fran Rivera.

La cantante, a punto de romperse en varias ocasiones, desveló la relación "oculta" que mantiene con el torero metido a entrevistador que logró cerrar las bocas de los que tanto la criticaban

Aunque en un primer momento la cosa generó no poca polémica, le va bastante bien en su nuevo cometido profesional. Y es que Francisco Rivera ha conseguido un nuevo éxito con su sección de entrevistas en Espejo Público "Rivera y amigos" al realizar una extensa entrevista a Marta Sánchez en la que la cantante, cómoda con el exdiestro, ha dejado más de un titular que dará mucho que hablar en los próximos días.

Y es que, viejos amigos, el hijo de Paquirri ha confesado ante las preguntas curiosas de sus compañeros el motivo por el que se conocen tanto: "Nos conocemos de muchos años. De jovencitos. Fue novia de un torero, Javier Conde, y la traté mucho. Y lo típico, de fiestas y cosas. Pero la entrevista no es a mí", señaló Fran nervioso antes de continuar visionando la entrevista.

Marta, espectacular a sus 54 años, admitió coqueta el secreto de estar ahora más guapa que nunca, con un claro guiño a su nueva canción, Brillar: "Me cuido mucho porque soy muy presumida y tengo muy buena gente a mi alrededor. Entrenador, maquilladora, Maribel Yébenes... Es importante tener un equipo que te ayude a brillar".

Precisamente sobre Brillar, la artista comentó que es "una canción que compuse hace algunos meses. La hice con Carlos Toro y le dije que quería escribir sobre una canción que diese luz, ánimo y alegría para sacarla después del confinamiento y que la gente saque brillo de dentro y se ponga a bailar. No estoy para brillar yo, Martísima, esta letra es para vosotros. Sirve para que te la pongas en el coche y digas no quiero ser oscuro, quiero brillar".

Más sincera que nunca, Marta habló de los errores, aciertos y dificultades que ha atravesado a lo largo de su extensa carrera, después de 30 años en la cresta de la ola: "Yo empecé muy jovencita y se me hizo un poco complicado esa etiqueta de sex symbol, mujer deseada. No me ha perjudicado, pero me ha hecho buscar más mi sitio como cantante, intérprete, escritora, compositora".

Cuando Francisco señaló que sigue siéndolo en la actualidad, la cantante matizó que "ya no. Hay pivonazos jovencísimos y actrices guapísimas. Yo ahí ni siquiera quiero estar. No toca ya, vienen nuevas generaciones. Pero que no me quiten mi sitio porque me lo he currado y mi sitio todavía es mío".

"Me arrepiento de haber confiado más de la cuenta en algunas personas durante mi trayectoria. Me arrepiento de haber hecho cosas que no me apetecía y que me vi violentada por tener que hacerlas, cosas que no quiero nombrarlas porque no quiero hacerles publicidad. Y me arrepiento de no haber psado más tiempo con mi hermana que se fue muy joven, de no haber estado más con mi padre antes de su muerte y haber puesto en prioridad mi carrera y no haber estado más tiempo con mi hija", confesó Marta, a punto de romperse en varias ocasiones.

Pese a ser una diva, la excantante de Olé olé desveló también a qué mujeres admira, como Celine Dion, Barbra Streisand, Lady Gaga, Beyoncé y Madonna "porque siempre me han gustado las mujeres luchadoras", y contó, entre risas, lo más raro que le han tirado sus fans durante un concierto: "Me han tirado de todo, pero lo más raro un pollito de gallina vivo que me tiró un loco. Calzoncillos no, afortunadamente, para esas cosas soy un poco pija".

Sin eludir ningún tema, Marta habló de su hija Paula, de 17 años: "Está muy mona, muy adolescente. Es una niña con buen fondo, muy consciente de lo que le conviene y no, sabe muy bien el camino que tiene que elegir para ser una mujer de provecho, educada", como Cayetana, hija de Francisco y Eugenia Martínez de Irujo, para la que la gallega ha tenido unas preciosas palabras, asegurando que es "encantadora. La quiero mucho, y a su madre la amo".

Sin dudarlo, la cantante, después de compartir su preocupación por las nuevas generaciones, aseguró que "es importante que la juventud tenga un objetivo, un porqué de vivir y una ilusión por la que luchar".

Feliz con su novio desde hace dos años, Federico León, Marta admitió lo enamorada que está: "Estoy muy bien. Con una persona maravillosa, muy enamorada. He encontrado una paz que siempre buscaba. Somos un binomio perfecto. Mejor que Fede no lo hay. Espero plantarme. De hecho me he plantado hace rato".

Sin evitar ningún tema, consciente de la repercusión que tendrá (como muchas de sus declaraciones sobre política), Marta afirmó que "de política he entendido muy poco siempre, pero sería muy cobarde decir que me dedico a cantar y que no opino de política" que "poner letra al himno una de las cosa más bonitas que he hecho en mi vida y en mi carrera" y que su mayor miedo es que "mi hija Paula viva en una España rota. Quiero que viva en una España bonita y que viva en libertad".... y si vamos a estar toda la vida así, convendría pintar la bandera de España de otro color".

Comenta esta noticia