22 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Caras de funeral en Canal Sur: la tele de Susana patalea y carga contra Vox

En este rótulo puede leerse "la extrema derecha".

En este rótulo puede leerse "la extrema derecha".

A la cadena pública andaluza se le ha atragantado el doble acuerdo suscrito por el PP con Cs y Vox para la investidura de Juanma Moreno, que llega con las tijeras bien afiladas.

A Canal Sur, altavoz mediático del PSOE de Andalucía durante casi tres décadas, le va a costar mucho digerir el pacto entre el PP, Ciudadanos y Vox para echar a Susana Díaz y llevar el cambio a la única comunidad que no lo había conocido hasta ahora. 

En el primer informativo tras rubricarse el doble acuerdo que hará a Juan Manuel Moreno presidente, el de la noche -Noticias 2- la cadena autonómica ha seguido calificando a Vox, en media decena de ocasiones, como la "extrema derecha" y la "ultraderecha". 

Exactamente los mismos términos que emplean el PSOE y Adelante Andalucía para referirse a los de Santiago Abascal y que Canal Sur ha venido utilizando antes y después de las elecciones de forma machacona. 

Curiosamente, la televisión pública andaluza dio este miércoles por la noche cuenta pormenorizada del acuerdo de 37 puntos sellado poco antes por el PP y Vox, pero omitió cualquier alusión al punto 32, el que le afecta. 

En él Moreno se compromete a "reducir el gasto, mejorar la eficiencia y racionalizar los recursos de la Radio Televisión Andaluza y garantizar el servicio público y la neutralidad ideológica e informativa".

También en el acuerdo entre Moreno y Cs se habla de un "redimensionamiento" de la corporación. 

En cualquier caso, corren malos tiempos para la cadena andaluza, que hasta ahora ha contado con un presupuesto anual de casi 163 millones y que tiene un presidente que llegó de forma provisional y se quedó.

Solo su plantilla, formada por 1.462 trabajadores según los datos de la propia corporación, se come al año 87,1 millones de euros. Y en ella hay una docena de altos cargos que cobran más que la propia Susana Díaz

 

Comenta esta noticia
Update CMP