10 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Irene Montero ya está en el punto de mira de la jueza por promover el 8M

La ministra de Igualdad, Irene Montero, enla manifestación feminista

La ministra de Igualdad, Irene Montero, enla manifestación feminista

Carmen Rodríguez Medel quiere conocer si la ministra presionó al resto de miembros del Gobierno para que evitasen lanzar alertas sanitarias que redujeran la asistencia a la manifestación.

Irene Montero podría seguir el camino del delegado del Gobierno, José Manuel Franco, y verse directamente implicada en la investigación que está llevando a cabo la jueza Carmen Rodríguez Medel para dirimir la relación directa entre la expansión del coronavirus y la marcha del 8M.

Según ha publicado El Confidencial Digital, Pablo Iglesias ya ha sido advertido de que la investigación apunta directamente a la Ministra de Igualdad al considerarse que ha sido una de las promotoras de la manifestación, ya que la jueza va a solicitar los informes técnicos que utilizó la ministra Montero para justificar que no se suspendieran.

 La ministra siempre ha sostenido que "hicimos en todo momento lo que nos dijeron los expertos y las autoridades sanitarias", pero parece que los informes que tiene en su poder la jueza y los que quiere solicitar, pondrían en a Montero en el ojo del huracán.

De hecho, lo que pretende conocer Rodríguez Medel es si desde el Ministerio de Igualdad o la propia Montero se presionó al resto del miembros del Ejecutivo para que evitasen lanzar las alertas que advertían del peligro de las grandes concentraciones de personas y que provenían de instituciones internacionales.

Todo ello, después de que viera la luz un vídeo en el que la ministra reconocía que el miedo al coronavirus había reducido de forma notable la participación en la marcha, destacando además, que otros países ya habían tomado medidas "superdrásticas" para evitar su expansión.

Por ello, según ha adelantado el digital citando fuentes próximas al Consejo de Ministros, Pablo Iglesias pretende "crear un escudo que proteja a Irene Montero" y desviar el foco de las responsabilidades hacia Fernando Simón como director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Mientras tanto, parece que ya se da por hecho que Montero acabará involucrada en la investigación ya sea como testigo o porque lo proponga alguna de las partes, pudiendo llegar a ser imputada en el Tribunal Supremo. De momento el PP ya ha movido ficha y ha pedido a la Fiscalía que llame a declarar a la ministra

Comenta esta noticia