15 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado acude en ayuda de la Guardia Civil ante la "caza de brujas" desatada

Casado con los representantes de una decena de asociaciones de la Guardia Civil.

Casado con los representantes de una decena de asociaciones de la Guardia Civil.

El líder de la oposición se reúne con representantes de una decena de asociaciones de la Benemérita para conocer el alcance del huracán interno e insiste en pedir la dimisión de Marlaska.

Pablo Casado se reunió este jueves con los representantes de una decena de asociaciones de la Guardia Civil en medio de un huracán en el Cuerpo que no se vivía desde el escándalo de Luis Roldán; aunque en esta ocasión provocado por el ministro del Interior. 

El líder del PP trasladó su total apoyo frente a las "injerencias" de Fernando Grande-Marlaska a los responsables de la Asociación Pro Guardia Civil, Justicia para la Guardia Civil, Agrupación Unificada de Guardias Civiles, Asociación Profesional de Cabos de la Guardia Civil, Asociación Escala Suboficiales de la Guardia Civil, Asociación Española de Guardias Civiles, Unión de Oficiales de Guardia Civil Profesional, Unión de Guardias Civiles, Asociación Independiente de Guardia Civil e Independientes de Guardia Civil.

En el encuentro estuvo acompañado por la portavoz del PP en la Comisión de Interior del Congreso, la diputada -e inspectora de Policía- Ana Vázquez, así como por el secretario de Justicia e Interior del partido, Enrique López

Al término de la reunión Vázquez lamentó la situación creada por el Gobierno en la Benemérita y preguntó que más tiene que pasar para que el ministro Marlaska dimita de su cargo, como el propio Casado pidió el miércoles durante la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso. 

 

"Duele ver cómo se instrumentaliza la Guardia Civil y se desarrolla una caza de brujas en una institución tan querida por los españoles Marlaska no puede seguir ni un minuto más. Que quite las manos de la Guardia Civil y se vaya a su casa", subrayó Vázquez.

El PP se malicia que Pedro Sánchez no dejará caer a su ministro del Interior, por eso ha empezado a fijar su mira en la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, de la que nada se sabe públicamente y que el domingo por la noche mantuvo una conversación con el coronel Diego Pérez de los Cobos que acabó con su destitución. 

Los populares han registrado una solicitud de comparecencia de ésta en el Congreso, puesto que "se encuentra ausente y escondida" (también lo ha hecho Ciudadanos). "Marlaska miente cuando dice que se trata de una reorganización en la Guardia Civil como demuestra que para nombrar a sus sucesores previamente los tienen que nombrar teniente general en el Consejo de Ministros", argumentó Vázquez.

Quien, además, se quejó de que el ministro del Interior trate ahora de sobornar a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado con el tercer y último tramo de una equiparación salarial que, en realidad, estaba comprometida y firmada desde los tiempos de Mariano Rajoy y Juan Ignacio Zoido. "Es un derecho, no un tapabocas", concluyó.

Comenta esta noticia