28 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Hyundai a la conquista del transporte pesado con el Xcient Fuel Cell

Llegan a Europa los primeros camiones de hidrógeno del fabricante coreano, que comienzan su desembarco en Suiza con 50 unidades que serán usadas por distintos operadores logísticos.

Este movimiento se produce de la mano de H2 Energy, con quien Hyundai ha formado una joint-venture para construir y operarán una red de hidrogeneras en el país alpino. Éstas serán rentables si 15 camiones las usan regularmente, y producen hidrógeno a partir de electricidad obtenida de presas hidroeléctricas renovables. Los camiones son vehículos difíciles de electrificar, ya que recorren distancias muy largas y consumen mucha energía. Un camión eléctrico necesitaría baterías enormes y muy pesadas, que afectarían a su capacidad de carga, y por ello el hidrógeno es la solución para reducir su huella de carbono.

Los camiones de Hyundai funcionarán en régimen de leasing, y estas hidrogeneras también podrán en un futuro ser usadas por repostar coches de hidrógeno, que funcionan a una mayor presión de repostaje. El uso de hidrógeno "verde" es vital para convertir la movilidad con hidrógeno en una alternativa medioambientalmente sostenible, y este proyecto resulta muy importante para que en Europa vaya calando este combustible que es la solución ideal para el transporte pesado.

 

El Xcient Fuel Cell de Hyundai se vende en configuración rígida de dos ejes, a los que se puede añadir un segundo remolque, y más adelante comercializará una cabeza tractora. Bajo la cabina, dos células de combustible transforman en electricidad el hidrógeno almacenado a alta presión en sus tanques. La potencia de estas células es de 190 kW (258 CV), y la electricidad por ellas generada es la que realmente mueve el camión, a través de un motor eléctrico de 475 CV, capaz de desarrollar 3.400 Nm de par motor. Sus prestaciones están a la par de cualquier camión convencional alimentado por gasóleo.

El Hyundai Xcient Fuel Cell, que pesa casi 10.000kg, puede transportar hasta 36 toneladas equipado con un remolque pesado y una caja. La capacidad de hidrógeno es de 32 kilos, almacenados en dos depósitos a 350 bar de presión, con los que es capaz de recorrer 400 km por carga. El repostaje se hace en unos 10 minutos como si de gasóleo se tratara, y la futura cabeza tractora basada en el Xcient llegará a una autonomía de 1.000 km, el mínimo necesario para competir con cualquier camión tradicional.

Comenta esta noticia