03 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Garzón recibe su propia medicina: el Partido Feminista le machaca por "machista"

Alberto Garzón, ya de ministro, en un acto reciente

Alberto Garzón, ya de ministro, en un acto reciente

El líder comunista purga a uno de los partidos incluidos e IU y recibe la contestación más brutal y dura de toda su vida política.

Alberto Garzón ha ejecutado una purga dentro de Izquierda Unida, y bien simbólica: nada menos ha provocado la expulsión de la coalición del Partido Feminista, que lleva incluido en la organización desde 2015.

Pero no le gustaba nada al dirigente comunista por una razón: su discurso, netamente feminista, confrontaba sin embargo con el de los llamados "lobbies" del gremio, a los que criticaba sin ambages contradiciendo el discurso oficial de la formación.

Así que, en cuanto ha podido, Garzón ha ejecutado la expulsión de unas siglas que decían cosas como ésta nada más conocer su "condena": "No sólo recurriremos la decisión de esa Asamblea, sino que intentaremos que la militancia despierte y comprenda el horror de la Ley Trans".

 

El Partido Feminista se refería a su decisión de pelear contra la exclusión, apoyada por el 85% de los presentes en la Asamblea de IU, y señalaba la causa de la tensión: su oposición a algunas leyes supuestamente progresistas que, a su juicio, suponen en realidad una ofensa o una amenaza para la mujer.

Pero la despedida no ha podido ser más brutal para Garzón, a quien las expulsadas han dedicado palabras que seguramente el actual ministro de Consumo no había oído nunca referidas a sí mismo: "El feminismo es un estorbo en una organización que desde sus orígenes tiene el machismo inscrito en sus genes".

 

 

Y una más, de un partido rotundo en sus afirmaciones y enfrentado, de manera pública, a los grupos de presión, a los que detesta y denuncia con contundencia: "Los propósitos de esos lobbies gay y trans, transmisores eso sí, de los propósitos del Capital y del Patriarcado. Y el Movimiento Feminista debe trabajar activamente para que esos propósitos no se hagan realidad".

Los antecedentes

Este traumático desenlace, que traerá resaca, llega tras meses de fuerte polémica entre IU y el Partido Feminista, con un hito ruidoso el pasado mes de diciembre. En aquella fecha, Garzón quiso desmarcarse del polémico comunicado emitido por el Partido Feminista de España en el que, entre otras cosas, manifestaban su oposición a que se lleven a cabo leyes de transexualidad para facilitar el cambio de sexo de quienes así lo pidieran.

Comenta esta noticia