19 de julio de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ángel Garó prende fuego a Telecinco dando duro donde más puede doler a Verdeliss

No será porque no haya hecho o dicho barbaridades a lo largo de su concurso, pero el otrora humorista desenfadado cada vez está más lejos de ese humor "blanco" que le hizo famoso.

Una semana más los concursantes de Gran Hermano VIP se dieron cita en el plató de Telecinco para recibir al último expulsado del reality que se ha convertido en el cuarto finalista de esta edición. Finalmente fue Asraf el que regresó a 'la vida real' de una forma muy brusca y es que el joven recibió críticas por parte de la mayoría de sus ex compañeros e incluso de su hermano pequeño.

Tras haber sido considerado por la audiencia como uno de los concursantes más falsos de esta edición, Asraf no dudó en preguntarle a Jorge Javier Vázquez: "¿Tantas cagadas he pegado?". Los que sí que volvieron a demostrar que están encantados con su vida fuera de la casa de Guadalix fueron Makoke y Tony Spina y es que ambos estuvieron de lo más cercanos y cómplices durante toda la gala, tanto es así que incluso se saludaron muy cariñosos fuera del foco de las cámaras.

Una vez más Verdeliss y Ángel Garó volvieron a protagonizar uno de los enfrentamientos más tensos del plató y es que el cómico dejó de manifiesto una noche más que no ha logrado limar asperezas con su compañera. Totalmente fuera de sí, Ángel acusó a Verdeliss de haberse quedado embarazada para entrar al concurso, algo que Jorge Javier Vázquez no dudó en desmentir inmediatamente en nombre de la productora.

Tras la salida de Ángel del plató, Verdeliss no pudo evitar las lágrimas al defenderse: "Yo lo dije dentro de la casa, creo que Ángel es extremadamente inteligente para herir a las personas y conmigo tiene un nivel de ensañamiento que tampoco llego a comprender. Obviamente cuando estás juzgando mi papel de madre, creo que estás yendo a por lo que más me puede doler. Creo que me estás dando una gran puñalada. Qué te voy a contar si mis hijos son lo que más quiero en el mundo. En este programa he entrado yo como concursante y no mis hijos. Sinceramente, si quisiera ser mala podría sacar aspectos de su pasado muy deplorables, pero no lo estoy haciendo ni lo voy a hacer jamás".

Suficiente tela para cortar que volvió a dar una noche estratosférica a Telecinco, machacando la parrilla con un 26.5% de cuota en prime time y 2.779.000 espectadores.

Lejos quedó la película de Antena 3 22 balas, el inmortal con un  10% y 1.162.000 o la de La Uno con Malditos Bastardos (8.2% y 990.000). En Cuatro, En el punto de mira cosechó un 6% y 811.000 mientras La Sexta, que apostó también por el cine, registró un 5.2% y 702.000.

Comenta esta noticia
Update CMP