17 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una lista de nombres desmonta la coartada del PSN en su primera cesión a Bildu

María Chivite el día que fue investida presidenta con la abstención de Bildu.

María Chivite el día que fue investida presidenta con la abstención de Bildu.

Curiosamente los socialistas no encontraron un sustituto para su única concejal en Huarte a tiempo para el pleno de este martes y después de un mes. Las explicaciones caen por su propio pie.

La silla vacía del Partido Socialista de Navarra en el Pleno del que este martes salió elegido alcalde de Huarte el candidato de Bildu, Alfredo Arruiz, ha sido interpretada por la oposición como la prueba de que los herederos de Batasuna han empezado a cobrarse la factura de su abstención en la investidura de María Chivite como presidenta de la Comunidad Foral.

UPN, el PP y Ciudadanos han puesto el grito en el cielo por lo que consideran una "infamia". Y mientras, el PSN trata de explicar a duras penas cómo es posible que, habiendo tenido todo el mes para sustituir a su única concejal, Amparo López, no lo haya hecho. Decantando así la votación a favor de Bildu sin tener siquiera que retratarse, que mancharse las manos. 

 

Y no se entiende especialmente después de que el secretario de Organización del PSN, Ramón Alzórriz, compareciera la semana pasada para proclamar el "compromiso inequívoco" de los socialistas con Huarte y prometer que encontrarían un sustituto para su edil a tiempo (aquí la nota de prensa íntegra). 

No cumplió, y las explicaciones del propio Alzórriz son tan peregrinas que han aumentado las suspicacias entre los cargos y votantes de Navarra Suma, la coalición de centro derecha. Según él, no han encontrado sustituto a tiempo porque entre las vacaciones y los que no querían se han quedado sin banquillo.  

Sin embargo, cuesta creerlo teniendo en cuenta que el único de cuya renuncia se sabía hasta ahora era de quien ocupó el número dos de la candidatura del PSN en Huarte, el independiente Manuel Sánchez, por "motivos personales". Pero es que los socialistas tenían otros 11 donde elegir, porque presentaron a los comicios municipales del 26 de mayo una lista electoral formada por 13 nombres, como quedó reflejado y publicado en el Boletín Oficial de Navarra el pasado 24 de abril. Ésta es la candidatura completa: 

En ella figuran cuatro independientes pero, el resto, son militantes del PSN. E incluso está un antiguo secretario de Organización, José Luis Izco, y hasta el actual presidente del partido, Fabricio Potestad, que cerraba la lista. Estos dos últimos, por tanto, criaturas del aparato del PSN, al que le deben mucho.

Y resulta que, según la versión oficial, aun así no han sido capaces de encontrar alguien que pudiera votar este martes para impedir que Bildu recuperara la Alcaldía de Huarte. Porque en las manos de los socialistas estaba.

Comenta esta noticia
Update CMP